La visión de Acotur sobre las propiedades vacacionales

 
Carlos Velázquez
hrs.

Si la tecnología ha impactado en todas las actividades del sector turístico, los clubes vacacionales no son la excepción.

Los que se conocían como “tiempos compartidos” y que hoy se engloban bajo el concepto de propiedades vacacionales, han tenido una participación muy relevante en la formación de grandes capitales turísticos en México.

Empresas como Vidanta, Pueblo Bonito, Villa Group y tantos otros no se podrían explicar sin este modelo de negocio.

Habiendo jugadores tan importantes, es muy interesante la reciente formación de una asociación en Quintana Roo que se llama Asociación de Complejos Vacacionales y Turísticos (Acotur), y cuyo director general es Eduardo Mariscal.

La razón que explica la constitución de este organismo en el mercado turístico más grande de México, tiene que ver con dos motivos.

Por un lado la decisión de la Asociación de Clubes Vacacionales (Acluvac), en donde participan empresarios relevantes como José Chapur y Patricia De la Peña que no han querido dar acceso a otros jugadores que están participando con ideas nuevas y hasta disruptivas.

La segunda razón tiene que ver con diferencias personales entre algunos de los empresarios de ambas asociaciones pero también con el papel protagónico de Miriam Cortés, una mujer que se ha convertido en un personaje poderoso en Quintana Roo relacionado con las propiedades vacacionales.

Mariscal tiene un perfil político y su propuesta ha sido generar alianzas y sumar a diversos participantes, que no han encontrado cabida en la organización original.

Actualmente empresas como AM Resorts de Alejandro Zozaya y Hard Rock cuya franquicia en el Caribe la tiene Rodolfo Chapur están participando en esta organización que pese a su juventud ya aglutina compañías que en total generan ventas superiores a los 700 millones de dólares al año.

Entre las principales metas de la organización que está cumpliendo un año, hay que mencionar su esfuerzo para conseguir un reconocimiento tanto del mercado como de las autoridades, ya que ellas tienen un papel importante para alentar o desalentar este tipo de negocios.

Otro más es demostrar que tienen la capacidad y están dispuestos a cumplir con las reglas del mercado, para darle confianza al consumidor.

Finalmente, están tratando de generar alianzas para seguir promoviendo tanto los destinos de Quintana Roo, como los nuevos modelos de negocio en el Caribe Mexicano.

El concepto de las propiedades vacacionales es bien aceptado por los adultos de más de 40 años, sin embargo los millennials están buscando otras opciones.

Algunos de los negocios que están en Acotur implican utilizar las plataformas digitales y, por ejemplo, generar clubes vacacionales electrónicos en donde pagando ciertas cantidades de entrada es posible tener acceso a precios para rentar habitaciones que se encuentran incluso 50 o 60% debajo del mercado.

Si el modelo de los tiempos compartidos y ahora las propiedades vacacionales resultaron fundamentales para el desarrollo de la actividad turística en México, ello se debió a que un grupo de visionarios percibieron un espacio para la innovación.

Ese mismo espíritu es el que ahora se necesita preservar en destinos tan relevantes como los de Quintana Roo.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas