La venta de Fairmont genera expectativas en los viajes de lujo

 
Redacción
hrs.

Si la fusión de Marriott y Starwood darán por consecuencia la cadena de hoteles más grandes del mundo; en el mercado de los viajes, también está generando atención la operación que por dos mil 700 millones de dólares concretó Accor para comprar Fairmont Raffles.

Durante la semana Virtuoso, que terminó ayer en Las Vegas, hubo un encuentro entre directivos de esta compañía y los representantes de los medios de comunicación, aunque fueron más las preguntas que las respuestas que pudieron dar.

Lo que sucede es que esta operación acaba de concluir en julio y todavía se están tomando decisiones que se conocerán en el futuro.

Sin embargo, el primer dato importante es que se trata ya de una cadena con alrededor de cuatro mil propiedades, situación que la convierte en un jugador de primera línea como también lo son Marriott e IHG.

Estos monstruosos corporativos, sobre los que no se tiene precedente, sin duda, van a dominar el negocio de la Hotelería en el futuro.

Sobre Marriott Starwood, el primer comentario en el que ha habido coincidencia entre diversos analistas, es que de entrada le dará beneficios adicionales y muy importantes a los miembros de sus clubes de afiliados.

Estas tarjetas que otorgan puntos y beneficios, de pronto están multiplicando sus opciones para redimirlos; así es que al volverse más atractivas, un viajero convencional difícilmente elegirá otros hoteles que no estén dentro de su programa de afiliación.

En el caso de Accor, Raffles y Fairmont, una primera pregunta es cuál se convertirá en su marca de gran lujo: ¿Sofitel, Raffles o Fairmont?

Esta última, por ejemplo, ha sido una compañía muy peculiar pues, ciertamente, tiene grandes propiedades, pero no se puede hablar de una estandarización del servicio.

Por ejemplo Fairmont tiene The Plaza, de Nueva York; el Savoy de Londres o el Chateau Frontenac en Quebec; todos ellos son establecimientos insignias en sus respectivas plazas.

En el caso de este último, incluso, una de las imágenes icónicas de Quebec incluye ese establecimiento y The Plaza tiene una historia brillante en la Quinta Avenida y, actualmente, en un área subterránea está uno de los “mercados” de comida gourmet más conocidos de La Gran Manzana.

Sin embargo, los propios Fairmont ofrecen habitaciones cansadas, a las que les hace falta inversión, incluso, en lugares espectaculares como el Fairmont de Maya Coba.

Mientas que el Raffles de Singapur es uno de los hoteles icónicos de Oriente, lugar en donde se han alojado jefes de Estado, artistas famosos y que marcó en el pasado tendencias en la Hotelería.

Los profesionales de los viajes que comercializan los productos de lujo, están viendo con atención cuáles son las decisiones que tomarán los directivos de Accor en relación con este tema, aunque claro la cadena ahora tiene más de diez marcas para todos los segmentos.

Darle coherencia y valor a este conjunto de propiedades, sin duda, los puede hacer emerger como un nuevo jugador de primera línea en los viajes de lujo.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas