X
La realidad de la aeronáutica tira el optimismo de Ebrard | Periódico Viaje

La realidad de la aeronáutica tira el optimismo de Ebrard

 
Carlos Velázquez
hrs.

La lentitud conque el gobierno mexicano ha actuado para recuperar la categoría uno en el Programa de Evaluación de la Aviación Internacional de Estados Unidos, no sólo limita los planes de negocios de las aerolíneas mexicanas, sino del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).



La semana pasada tras la séptima revisión de la Administración Federal de la Aviación de EU (FAA, en inglés), varios reportes señalaron que México había “reprobado” de nuevo, lo que es inexacto pues no se trató de un examen en sí.

Cuitláhuac Gutiérrez, director de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, en inglés) en México, explicó a este espacio que, después de la degradación, México se ha mantenido en una segunda etapa para corregir los señalamientos de la Agencia Federal de Aviación Civil estadounidense (AFAC).

Será hasta que la FAA reconozca que los rezagos han sido superados, cuando la AFAC pasará a la tercera etapa que consiste en aplicar una revisión final para “aprobar” o “desaprobar” a México.

Nadie olvida que luego del 25 de mayo de 2021, cuando el gobierno estadounidense degradó a la aeronáutica mexicana, Marcelo Ebrard, el Secretario de Relaciones Exteriores, dijo con algo de ingenuidad o de soberbia, que el problema se solucionaría en cuatro meses.

Ya había un precedente con el gobierno de Felipe Calderón, en donde México recobró en seis meses la categoría uno; así es que el funcionario confió en que “la 4T” por el hecho de ser “la 4T” lo resolvería más rápido.

Pero el desorden mayúsculo que había en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes; más esa suerte de erupción que le causa al presidente invertir recursos públicos en todo lo que no sean sus programas sociales o sus proyectos prioritarios, han atorado el proceso.

Desde que Rogelio Jiménez Pons llegó a la Subsecretaría de Comunicaciones y Transportes, hace menos de seis meses, ha negociado con el titular de Hacienda, para obtener los recursos requeridos y reporta algunos avances.

No obstante a Gutiérrez le sigue pareciendo “retador” que en la próxima revisión de la FAA, se resuelvan todos los señalamientos para dar paso al examen de la AFAC que le devolvería la categoría uno a México.

Jiménez Pons ha planteado que será para noviembre cuando espera que el problema quede resuelto, pero de no ser así el siguiente escenario se irá hasta el primer trimestre del próximo año.

Hoy las aerolíneas mexicanas no pueden establecer nuevas rutas a Estados Unidos, ni aumentar frecuencias mientras la aeronáutica nacional siga en categoría dos; pero ello también está frenando los planeas del AIFA.

Sólo Volaris, que dirige Enrique Beltranena, ha anunciado su interés por abrir una ruta desde el AIFA a Los Ángeles cuando se resuelva el problema; pero ante la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), todas las aerolíneas mexicanas que necesiten crecer su operación hacia Estados Unidos tendrán que considerar al Felipe Ángeles.

Gutiérrez explicó que la IATA ha seguido colaborando con las autoridades del AICM en el asunto de los slots y que esta temporada de invierno es un hecho que se mantendrán las 61 operaciones por hora, como sucedió en años anteriores.

IATA prevé una recuperación de las operaciones a niveles de prepandemia en México para finales de este año, pero las restricciones de la categoría dos están frenando una recuperación más acelerada.



hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas