La promoción turística desde la Cancillería

 
Carlos Velázquez
hrs.

Si en el evento de arranque para sumar a los actores de la industria turística Miguel Torruco, titular del ramo, dijo que las cifras van bien pese a los pronósticos negativos de sus adversarios; la percepción de sus críticos fue que había ido a “entregar la plaza” a la Cancillería.

Durante el evento de conformación del Consejo de Diplomacia Turística (CDT), Marcelo Ebrard, el Secretario de Relaciones Exteriores (SRE) propuso sumar esfuerzos y le pidió a los legisladores, representados por los presidentes de las comisiones de turismo de las Cámaras de Senadores y Diputados, su respaldo para conseguir cambios legales y presupuestales.

También planteó defender el prestigio y los intereses de México, pues hoy en el exterior prevalece la narrativa de las series que hablan del narcotráfico y la violencia.

Ebrard improvisó un discurso conciliador en el que destacó que la creación del CDT es un hecho positivo, que además demuestra el interés que tiene el presidente López Obrador por el turismo.

Mientras Torruco generó desconcierto con su crítica a los “adversarios”, repitió cifras conocidas y después enredó el orden de los papeles de su discurso escrito por lo que hizo una pausa, mientras Ebrard lo miraba de reojo.

Pero si la creación misma del CDT debe ser visto como un punto de partida positivo para el turismo, el otro dato relevante fue el enorme interés que generó pues lo que estaba planeado como un evento para 70 personas, terminó siendo para más de 400.

Esa “sobreventa” provocó también un gran desorden en el área de protocolo por lo que empresarios relevantes, como Pablo González Carbonell, Luis Barrios, John McCarthy, José Carlos Azcárraga y Carlos Berdegué terminaron en las filas de “gayola”; y hasta Antonio Cosío, dueño de Las Brisas, tuvo que batallar para conseguir una silla.

Además el miércoles por la noche Ebrard decidió abrir de 20 a 28 el número de integrantes del Consejo, considerando que muchos de los empresarios más importantes terminarían enviando a sus suplentes.

De hecho ayer faltaron algunos de los convocados “triple A” como Miguel Alemán, Daniel Chávez, Braulio Arzuaga y Pablo Azcárraga, pues todos ellos ya salieron a sus vacaciones de verano.

José Chapur, presidente de Palace Resort y vicepresidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), planteó revisar el destino del Derecho de No Residente que se creó para la promoción turística y pidió que en el futuro el Consejo opere con transparencia, dándole énfasis a la promoción digital, reconociendo la importancia de las relaciones públicas en momentos de crisis e impulsando más a los destinos que tengan vuelos directos hacia el extranjero.

Mientras que Ignacio Cabrera, quien ocupará la Secretaría Técnica del CDT, informó que la primera sesión ocurrirá en un plazo no mayor a 60 días hábiles y que se prevén a partir de entonces reuniones trimestrales.

En la lista final de consejeros sólo se incluyeron a tres mujeres, un aspecto de género que también será importante revisar en un organismo que demandará de trabajo y conciliación, ya sin pensar en adversarios, para que realmente contribuya a impulsar el turismo de México.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas