La presentación del CDT a la comunidad turística

 
Carlos Velázquez
hrs.

En estos meses en los que inesperadamente se desarticuló la promoción turística de México como país, hay destinos que debido a su tamaño o capacidad de gestión han ido tomando una posición de liderazgo para que sigan llegando viajeros al país.

Hoy se instala el Consejo de Diplomacia Turística (CDT), una propuesta que ha llamado la atención de empresas y destinos con la esperanza de que sea un primer paso para rearticular dicha tarea de promoción que incluye asuntos técnicos muy especializados.

También existe cierto escepticismo debido a que no se identifican las fuentes de recursos que reemplazarán al Consejo de Promoción Turística de México (CPTM).

En todo caso, el CDT es una primera medida para reconocer, desde la perspectiva del gobierno mexicano, la importancia de conjugar esfuerzos públicos y privados a favor del turismo.

Publicidad
Publicidad

Como siempre el “diablo está en los detalles”, así es que el trabajo realizado por las autoridades de las secretarías de Relaciones Exteriores, cuyo titular es Marcelo Ebrard, y de Turismo, que encabeza Miguel Torruco, para incorporar a las empresas y destinos más representativos de este sector; también tiene como contraparte las distorsiones provocadas por los compromisos políticos.

Hasta ahora se percibe una convocatoria ecléctica y hasta poco articulada, pero habrá que esperar la conformación real del organismo para saber si será capaz de generar resultados concretos y positivos para la actividad turística.

Todavía no es tiempo, ni remotamente, de celebrar que el gobierno federal esté haciendo un alto en el camino para reconocer la importancia de un sector que representa 9% de la economía mexicana.

Sin pasar por alto, además, que muchos otros países del mundo sí están invirtiendo recursos públicos para promover sus destinos y que se trata de un sector donde existe una enorme competencia.

La presentación pública del CDT también podría ser el pretexto perfecto para desacreditar el trabajo del CPTM, sobre el que puede haber muchas opiniones críticas, aunque no se debería negar que en los últimos años acompañó al momento de mayor crecimiento para la actividad turística.

En lugar de enredarse en una telaraña de recriminaciones, es deseable que, a partir de ahora, inicie un trabajo efectivo del gobierno y los particulares para que el turismo no se siga hundiendo, como lo evidencian algunas cifras.

Divisadero

Retos a la aviación. La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) ya decidió que todavía hay mucho trabajo por hacer, antes de que puedan volar comercialmente Boeing 737 MAX.

Hay asuntos técnicos realmente complicados, como la importancia de garantizar que los pilotos puedan pasar sin problemas del modo automático al modo manual en estos aviones.

También hay dudas respecto a la posibilidad de que el piloto automático se desconecte, cuando ocurran algunas emergencias.

Además, hay dudas sobre algunos sensores y los procedimientos disponibles para entrenar a los pilotos que van al frente de estos aparatos.

Todo esto no sólo sigue siendo el mayor problema que ha enfrentado Boeing en los últimos años, sino que, mantiene en tierra cientos de aparatos.

hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas
X