La factibilidad de más recursos para el CPTM

 
Alonso Gordoa
hrs.

La próxima semana se realizará la última sesión del año de la Junta de Gobierno del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), cuyo director general es **Rodolfo López Negrete**, que revisará los buenos resultados que reporta esta actividad durante el año.

Más allá de la nueva caída que sufrió el país como receptor neto de turistas internacionales; tanto la llegada de viajeros por vía aérea, como el crecimiento del arribo de turistas estadunidenses y el aumento del gasto promedio, generan buen ánimo.

En la Junta también se cumplirá el fin del ciclo de los representantes de diversos destinos, así es que ya se están cocinando los reemplazos.

Más allá del reporte de resultados y del análisis de las perspectivas para el año que viene, algunos legisladores han sido consultados sobre un asunto que puede resultar determinante en 2014 para expandir los alcances reales del CPTM.

El asunto es un posible incremento del derecho que pagan los turistas internacionales por entrar a México y que en la actualidad se sitúa en 23 dólares.

Como ocurrió durante la administración pasada, a las autoridades les gustaría un aumento de por lo menos 25%, para llegar a cerca de 30 dólares.

La diferencia con la negociación previa es que ahora la Secretaría de Turismo, cuya titular es **Claudia Ruiz Massieu**, está platicando de manera informal el asunto con los miembros del Congreso antes de enfrentarse a un escenario negativo.

En retrospectiva, la anterior administración trató de imponer la decisión con el argumento de que sería positiva para el turismo de México y no generó los incentivos adecuados en los destinos clave.

Hace dos años había, además, un ambiente recesivo para el turismo en el mundo, así es que la medida no pasó y hasta hubo contraargumentos en el sentido de que provocaría una baja adicional en la llegada de viajeros.

La forma en que hoy se cobra este derecho, integrado al precio del boleto de avión, hace que no sea explícito para la mayoría de los viajeros, así es que cinco dólares más o menos se confunde con la fluctuación normal de las tarifas en función de las temporadas del año y la oferta y la demanda.

Lo que podría marcar un cambio es ofrecer los incentivos adecuados a los destinos, para que percibieran de antemano un escenario de beneficio directo en caso de que se diera el aumento.

El modelo de la bolsa común de dinero que se reparte entre los estados según criterios de la administración federal, podría actualizarse para ser más efectivo para apoyar ese deseable círculo virtuoso de más promoción igual a más turistas y viceversa.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas