La dimensión del reto del sargazo para Quintana Roo

 
Carlos Velázquez
hrs.

Según Marisol Vanegas, titular de Desarrollo Turístico de Quintana Roo (Sedetur), dos importantes conclusiones del Encuentro de Alto Nivel sobre el Sargazo fueron que es un problema global y que hay fuentes de financiamiento internacionales para resolverlo.

En el encuentro que se realizó el jueves de la semana pasada, acudieron alrededor de 650 personas de 17 países que están siendo afectados por el arribo de esta alga a sus playas.

El calentamiento global y la presencia de contaminantes que le han servido como nutrientes, han alentado su desarrollo desde lo que se conoce como el “mar chico de los sargazos” de donde llega hasta el Caribe debido a las corrientes marinas.

Como se mencionó en este espacio la semana pasada, el único asistente del gobierno federal al Encuentro fue José Rafael Ojeda, el Secretario de Marina, quien estuvo en la inauguración del mismo.

La declaración del presidente López Obrador en el sentido de que “no es un problema gravísimo”, debe ser entendido como un mensaje de que el Caribe Mexicano sigue siendo atractivo para los turistas; pero sería muy irresponsable no tomar las medida para acelerar la disminución en el arribo de esta alga.

Vanegas refrendó su expectativa, como ha sucedido hasta mayo, de que la ocupación hotelera no caerá en esta temporada de verano; de hecho el último reporte del Aeropuerto Internacional de Cancún a mayo registró dos millones 119 mil 868 pasajeros, esto es 4.7% más respecto a mayo de 2018, mientras que a Cozumel llegaron casi 41 mil, esto es 8.4% más.

Pero también es un hecho que el sargazo sí está afectando una de las experiencias de Quintana Roo que es bañarse en sus playas, lo que también limita las expectativas de negocios de los prestadores de servicios turísticos.

El gobierno de Quintana Roo, coordinados por la Secretaría de Medio Ambiente, junto con los empresarios de la zona, han centrado sus esfuerzos en tres aspectos que son la retención del sargazo en aguas someras para después retirarlo, la limpieza de las playas y el desarrollo de un sistema de información que opera todos los días.

De hecho, la entidad tiene acceso al Sistema de Asesoría Temprana de Sargazo de la Universidad de Galveston y también a los análisis MODIS de la Nasa, a través de los cuales genera información que recibe la mayoría de los hoteles y que la pueden compartir con los turistas.

En el sitio web de la Sedetur y en sus cuentas en redes sociales, frecuentemente se incluyen imágenes de diversas playas como parte de la campaña “ni todos los días, ni todas las playas”.

Sin duda, para Quintana Roo el tema del sargazo sí es uno de los mayores retos en este momento y está actuando para que no siga creciendo.

Para el próximo mes de octubre, cuando se realice el siguiente Encuentro de Alto Nivel sobre el Sargazo, la convicción es que los países afectados tendrán recursos financieros de fondos internacionales para llegar a los orígenes del problema.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas