La “amistad” turística se refleja en el presupuesto

 
Carlos Velázquez
hrs.

En la restructuración de la Secretaría de Turismo está prevista la desaparición del gabinete turístico.

Ha habido diferentes esfuerzos por generar un esfuerzo transversal del sector público a favor de la actividad turística y el gabinete mencionado fue producto de una reflexión y análisis de muchos años.

Desde la primera parte de la administración de Felipe Calderón, cuando planteó la desaparición de la Secretaria de Turismo, no ha habido un menosprecio tan marcado por la actividad turística como la que observamos en la actualidad con el presidente López Obrador.

Ahora lo que se observa es una claudicación en la idea de que el presidente de la República influya directamente en alinear los esfuerzos de las dependencias públicas a favor del turismo.

En el pasado se decía que nunca existirían las condiciones, desde la perspectiva de la administración pública, para darle a la Secretaría de Turismo un enorme presupuesto para atender todos los retos y oportunidades que generaba el turismo.

Sin embargo, la actividad turística es transversal así es que toca muchos puntos que van desde la seguridad, las finanzas públicas, el impulso económico, la cultura, el desarrollo de las comunidades indígenas, el medio ambiente, la infraestructura, el desarrollo social y prácticamente cualquier otro asunto de gobierno que se venga a la cabeza.

El gabinete turístico que sesionaba esporádicamente, era un ámbito a través del cual el presidente de la República podía orientar los esfuerzos de muchas dependencias a favor del turismo.

Antes del mismo se hablaba de la relevancia de que el Secretaria de Turismo fuera cercano al presidente de la República, pues de esa manera podía lograr los mismos propósitos de la transversalidad.

En el último año hemos escuchado declaraciones del presidente López Obrador de mucha confianza y apoyo al secretaria de Turismo, Miguel Torruco.

En el tianguis turístico de Acapulco dijo, por ejemplo, que se sentía muy apoyado por su secretario de turismo.

También en diciembre en la reunión con el Consejo Mexicano de Negocios, el mandatario manifestó que confiaba en las cifras que le ofrecía Miguel Torruco.

La sabiduría popular refiere, sin embargo, que la amistad que no se refleja en el presupuesto no es amistad.

Hemos visto entonces cómo los recursos para la Secretaría de Turismo han caído a niveles históricos mínimos, lo que nos deja ver a un presidente que habla muy bien de su secretario de turismo, pero a quien no le da recursos ni siquiera para lo mínimo.

Se trata de un mensaje contradictorio difícil de entender, pero que hace patente el reto de conseguir apoyos para la actividad turística fuera de la ortodoxia presupuestal.

El discurso de la Secretaría de turismo, además, obra en el sentido de que todo marcha sin contratiempos.

Ahora sólo queda esperar que en este año que inicia, incluso sin el gabinete turístico Miguel Torruco logre generar apoyos relevantes de muchas dependencias a favor de este sector.

Divisadero

China. No es poca cosa el anuncio de China Southern Airlines en el sentido de que cancelará su operación con México a través de Vancouver, debido a problemas de baja demanda.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas