La agenda 2014 de la OMT para el turismo

 
Alonso Gordoa
hrs.

Para 2014 son tres los temas que ha puesto sobre la mesa la Organización Mundial del Turismo, como los más importantes para fomentar la llegada de turistas en el planeta.

La entidad cuyo presidente es **Taleb Riffai**, ha mencionado en su agenda la conectividad aérea, el visado y algo a lo que ha dado en describir como la inteligencia impositiva.

Es evidente que mientras menos trabas fiscales se impongan a los viajeros, más proclive será el ambiente para recibirlos.

También es un hecho que el ingenio humano parece insuperable para encontrar recovecos para cobrar impuestos.

Si en el pasado se llegó a establecer aberraciones como el “derecho de pernada”, esto es a exigir derechos carnales sobre las personas; ahora hay otras modalidades menos denigrantes, pero igualmente agresivas.

Y allí está el caso de Gran Bretaña, uno de los países más competitivos del mundo, que ha establecido impuestos que rondan 200 dólares para los viajeros oriundos de ese país que optan por otras latitudes como destinos.

Algo que ronda los linderos del proteccionismo, lo cual es asombroso si tomamos en cuenta que esa nación cuenta con una divisa extremadamente fuerte.

Lo más curioso es que otros países igualmente relevantes, como Austria, están estableciendo impuestos similares a los viajeros.

El tema de fondo es, por supuesto, el interés de algunos gobiernos por inhibir un derecho básico, como es el de las personas por moverse para descubrir y conocer otras realidades; para retener a cambio su gasto.

En lo que se refiere a la conectividad aérea, también hay limitantes para la misma que involucran aspectos como los costos aeroportuarios y la poca proclividad de las terminales aéreas para promover nuevas rutas.

Finalmente siempre habrá áreas de oportunidad con el tema de los visados y México tiene mucho que hacer respecto a países como Rusia, Colombia y China donde sigue existiendo este tipo de limitantes.

Sin duda la posición del país respecto a estos temas hoy se ha ido abriendo, pero existen áreas de oportunidad para fomentar la llegada de más viajeros.

Divisadero

Aeroméxico. Hay que tomarlo con reservas, pero, sin duda, la participación de **Andrés Conesa** al frente de Aeroméxico ya está llegando a su fin.

Después de las compra de los Boeing 787, que ha sido muy exitosa, su presencia en dicha firma ha perdido fuerza.

El presidente de la firma, **Eduardo Tricio**, le ha dado más juego a otros ejecutivos de la misma firma y el director de la compañía se está debilitando.

Conesa tiene su posición económica resuelta y, además, su corazón sigue latiendo por el lado político.

Aunque si no se le da pronto una Secretaría de Estado, también está “pichando” por algunas opciones en el sector privado.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas