La aeronáutica mexicana sigue enseñando los “hoyos en sus calcetines”

 
Carlos Velázquez
hrs.

A la antigüita, casi bordando a mano, los controladores de tránsito aéreo del Aeropuerto Internacional Benito Juárez, tuvieron que hacerse cargo este miércoles de despegues y aterrizajes, debido a una falla en la Red de Telecomunicaciones Fijas Aeronáuticas (AFTN, en inglés).

Lo más increíble es que dicha red no tuviera un respaldo, lo que nuevamente pone en evidencia las obsolescencias de la red aeronáutica de México, lo que directamente está impactando en la degradación de categoría según los criterios de Estados Unidos.

Fue increíble cómo pasajeros que ya habían abordado los aviones tuvieron que esperar periodos a veces superiores a una hora, para despegar porque el aeropuerto de la capital mexicana estaba sufriendo dicha situación.

Las autoridades reportaron que fueron 22 las operaciones afectadas, pero Flightradar.com registró retrasos en 70 despegues y aterrizajes.

Dentro de este panorama obscuro, es una buena noticia que en la licitación del Control de Distribución de las Tecnologías de la Información (CDT), el cerebro tecnológico con el que operará el aeropuerto de Santa Lucía, haya ganado la propuesta de Apollo, Johnson Controls, Vision Box y Amadeus y no el de Cita, cuya tecnología ya es obsoleta, como parecía que iba a suceder al inicio del proceso.

La Secretaría de la Defensa Nacional corrigió a tiempo, en lo que hubiera sido otro problema para la aviación mexicana.

Divisadero

Renuncia. Roger Dow, quien durante años fue presidente de la Asociación de Viajes de Estados Unidos (USTA, en inglés), sorprendió ayer a la industria turística de ese país, al anunciar que no estará más al frente de ese organismo.

Dow era un cabildero de altos vuelos en Washington, salido de las filas de Disney, su exitosa trayectoria en la USTA comenzó cuando negoció con el presidente Barack Obama, aquel programa de rescate después de la crisis económica de 2009.

Dow obtuvo en el Capitolio la creación de Brand USA, la entidad de promoción turística de Estados Unidos (Brand USA), y luego evitó que Donald Trump cumpliera su amenaza de cerrarla al inicio de su mandato.

“Eso no pasará”, declaró precisamente en DC en 2016, cuando el excéntrico millonario habría tratado de borrar de un plumazo esta organización.

Además lo cumplió, con una eficacia que cualquier líder del turismo mexicano hubiera deseado para un “día de fiesta”.

Con su figura rolliza y compacta, Dow será recordado como uno de los dirigente más efectivos en la historia del turismo de la Unión Americana.

¿De qué va? Pues ahora Miguel Torruco, el secretario de Turismo, hizo un berrinche con gritos y manotazos cuando su órgano interno de control, le refutó su decisión de pagar por adelantado la participación de México en la Feria Internacional de Turismo de España de 2022.

El asunto escaló hasta Roberto Salcedo, el secretario de la Función Pública, a quien le habló para exigirle que lo dejaran hacer su trabajo.

¿De verdad es tan importante que México esté presente en la Feria de Madrid?, cuando en los años buenos no representaba ni 3% de la llegada a México de viajeros internacionales por la vía aérea; Fitur sólo tiene valor político, pues ni gobernadores ni secretarios estatales de turismo pierden la oportunidad de ir a celebrar la vida a la Madre Patria. ¡Olé!

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas