La 4T también genera retos al turismo de reuniones

 
Carlos Velázquez
hrs.

Por si otro reto hiciera falta, el nuevo gobierno de la 4T se está retirando como jugador en la organización de congresos y convenciones; así es que en el turismo de negocios los retos también son para las empresas y los destinos.

Hoy inicia en la Ciudad de México IBTM Américas, cuyo director es David Hidalgo, y dado que es uno de los eventos más relevantes del año para los organizadores de reuniones también ha generado expectativas para tratar de entender este momento.

No falta quienes recuerdan aquellos años en que el presidente estadounidense Barak Obama decidió que el gobierno de su país se saliera de los eventos, lo que incluso dio origen a un movimiento que se llamó Meetings means business (eventos significan negocios) que hizo énfasis en la importancia que tienen en términos económicos y de generación de empleos.

Eduardo Chaíllo, fundador de Global Meetings & Tourism Especialists (GMTE), consideró que el retraimiento del gobierno está impactando tanto en el número de eventos que se organizan anualmente en México, como posiblemente también lo hará en el tamaño de los mismos.

Sostuvo que la falta de recursos públicos para competir por estos eventos en el extranjero, le está restando presencia a México en sus principales mercados; una situación que están aprovechando países como Colombia, Perú, Chile y República Dominicana, sobre todo en el segmento de incentivos.

Sin embargo, confió en que serán los propios destinos mexicanos los que compensarán la falta de recursos del gobierno federal.

En ese sentido destacó el papel que están jugando Los Cabos, a través de su Fideicomiso de Promoción Turística (Fiturca); el Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo y la presencia que tuvo Jalisco en la pasada feria Imex de Frankfurt.

Divisadero

Empresarios Progresistas. Una peculiar cena tuvo lugar la semana pasada en la casa del empresario Jean Paul Pelletier quien invitó a los Secretarios Marcelo Ebrard, de Relaciones Exteriores, y a Miguel Torruco, de Turismo, con un grupo de empresarios.

Lo hizo a través de una organización naciente que fundó el propio Pelletier y que se llama “Empresarios Progresistas”, lo que suena bastante a la moda en el contexto de la 4T.

Al final Ebrard no llegó, pero sí estuvo Ignacio Cabrera, el director general de Promoción Turística Internacional de la SRE.

También acudieron José Chapur, de Grupo Palace; Jorge Paoli, de Grupo Diestra; John McCarthy, fundador de Leisure Partners; Luis Alegre, presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados y la consultora Oralia Rice, entre otros.

El propósito fue ofrecerle apoyo a Torruco quien como titular de Sectur enfrenta un panorama muy complicado, sin el CPTM, Fonatur, ni presupuesto para desarrollar infraestructura con los estados.

Cuentan que Torruco fue reservado, hizo una exposición del Aeropuerto de Santa Lucía y se retiró temprano.

Aunque le gustó escuchar participaciones como la de Chapur, quien dijo que seguirá invirtiendo en el turismo de México y hasta se lamentó de aquellos que no confían en seguir haciendo negocios en el país pues se perderán buenas oportunidades.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas