Kafka en el Centro de Convenciones de Los Cabos

 
Alonso Gordoa
hrs.

Si se tratara de identificar un proyecto seriamente afectado de haber mantenido Hacienda su intención de eliminar la tasa cero para extranjeros que participan en viajes de negocios en México, seguramente sería el Centro de Convenciones de Los Cabos.

Un inmueble que, desde su origen, ha tenido que lidiar con circunstancias que rayan en lo kafkiano.

Para comenzar, el entonces presidente Felipe Calderón prácticamente se lo “sacó de la manga” y ordenó edificarlo en tiempo récord; instrucción que no pudo ejecutar Adriana Pérez Quesnel, entonces directora general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), hecho que le costó la chamba.

Pero luego de que se realizó allí la reunión del G20 en 2012; resultó que el inmueble quedó cerrado por un adeudo con ICA, la constructora.

Situación que Fonatur, ahora bajo la conducción de Héctor Gómez Barraza, resolvió hace meses, pero a través de la Secretaría de Turismo, pues carecía de recursos presupuestales directos para ello.

Y cuando el relato kafkiano parecía haber concluido, apareció la reforma fiscal que eliminaba la tasa cero a extranjeros, cuando los mercados naturales de este centro están en Canadá y Estados Unidos.

Afortunadamente, se prevé que con el decreto presidencial, cuyo borrador se publicó en este espacio, quede zanjado el asunto y además ya está caminando el proceso para licitar su operación y comercialización.

Hace unas semanas Eduardo Chaíllo, experto en turismo de negocios que trabajó varios años para el Consejo de Promoción Turística, convocó a 16 meeting planners de Estados Unidos para que conocieran el proyecto.

De allí salió la idea de buscar una empresa operadora que si bien sea mexicana, esté aliada con otra extranjera para garantizar el éxito de las ventas sobre todo en Estados Unidos y Canadá.

Por su parte Rubén Reachi, el secretario de Turismo de Baja California Sur, le pidió al gobernador de la entidad, Marcos Covarrubias, que se involucrara en el proceso lo mismo que a los principales empresarios turísticos del destino.

Más allá de la transparencia, su intención es que realmente se tomen las mejores decisiones para que este inmueble sea exitoso y aumente la ocupación de Los Cabos.

Según algunos estudios preliminares, en un lapso de tres años el Centro de Convenciones podría contribuir a un incremento de 5% en la ocupación hotelera en la plaza, cuya oferta por lo demás está creciendo.

Hay que recordar que la inversión de arranque fue de mil 300 millones de pesos y aceptar que con el “empujoncito” del potencial fin de la tasa cero, habría conformado un argumento perfecto para otro relato del fallecido escritor checo.

Sólo que esta vez Gregorio Samsa, en lugar de despertar una mañana convertido en una cucaracha, habría transmutado en el primer elefante blanco mexicano del desierto.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas