Japón está 20% más barato que hace dos años

 
Alonso Gordoa
hrs.

TOKIO.– Si debido a la distancia y a la limitada conectividad, Japón es un país poco visitado por los mexicanos; el incremento en los viajes de negocios tras la apertura de las nuevas plantas automotrices japonesas en la región del Bajío, puede tener repercusiones también en el intercambio de los turistas de placer.

Y es que además del incremento en la oferta de asientos disponibles tras la apertura de la segunda frecuencia diaria de United entre Houston y Tokio, hoy ese país tiene una moneda que en promedio es 20% más barata frente al dólar que hace dos años.

Actualmente el tipo de cambio es, en números redondos, de 100 yenes por dólar y en 2012, antes de la crisis provocada por el tsunami en el norte de Japón, era de 80 por uno.

De acuerdo con los ejecutivos de la oficina de United en Tokio, este factor no ha sido reconocido aún por los viajeros latinoamericanos y, aunque se trata de una situación temporal, consideraron que ciertamente ha impactado en el menor costo de los viajes hasta este país.

Rolf Meyer, director general de United en México, dijo que si se mantiene el incremento de la demanda que se ha visto en los últimos meses, y que en el caso de los vuelos desde El Bajío a Japón alcanza tasas de 300%, se podrían utilizar aviones más grandes, incluso pensar en nuevos vuelos.

También hay un área de oportunidad, dijo, desarrollando paquetes novedosos pensados en las características de los viajeros de este país, como ya lo está haciendo United en Sudamérica.

Divisadero

Tianguis. La decisión de Fernando Olivera, secretario de Turismo de Guanajuato, de ir por la sede del Tianguis Turístico en 2016, es congruente con el activismo que ha mostrado ese funcionario, quien fue subsecretario de Operación de la Sectur federal.

De entrada, uno de sus competidores será la Ciudad de México y llama la atención que ninguno de estos dos destinos estén en el segmento de sol y playa, que durante muchos años ha sido la bandera turística ante los extranjeros que llegan al país por motivos de placer.

También es interesante que ninguno de esos dos gobiernos provenga de las filas del PRI, pues el DF es perredista y Guanjuato panista.

Seguramente habrá otros apuntados para buscar la sede de este evento y después de que el presidente Enrique Peña se comprometió a la alternancia con Acapulco, que recuperará la sede en 2015, un reto adicional será impulsar un proceso competitivo y transparente.

El gobierno federal anterior “cargó los dados” para que Puerto Vallarta y Puebla fueran las dos primeras sedes tras la salida de Acapulco, lo que dejó un mal sabor de boca entre los participantes.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas