ITB, la mayor pérdida para México fue en su imagen

 
Carlos Velázquez
hrs.

Con buen sentido sobre cómo jugar con las redes sociales, incluyendo algo de mala leche, el senador Javier Lozano subió el domingo en twitter dos fotos contrastantes.

En la primera se ve un salón con cientos de personas debajo de unas imágenes de las mariposas monarca y la marca México y, en la otra, el stand más modesto que tuvo la industria turística la semana pasada en la Feria de Turismo de Berlín (ITB).

“La feria de turismo en Berlín, hace un año y ahora. Es el stand de México. A ver comunidad, encuentren las diferencias y luego pasen a felicitar al genio de @TorrucoTurismo”.

En realidad la foto del salón lleno correspondió a 2014, cuando México invirtió varios millones de euros como patrocinador de la fiesta principal de ITB; acción de reposicionamiento, pues el mercado alemán iba a la baja.

Mientras Miguel Torruco, quien por lo visto le gusta socavar su imagen, se enganchó y respondió en twitter con una foto del stand que tuvo el permiso para usar la marca México y en donde se ven unas 20 personas trabajando.

Así es que exhibió otra cara del mismo desastre, con todo y el esfuerzo que hicieron los destinos para tener una presencia digna en la feria.

Reacción propia de un gobierno pendular, que no identifica el valor de los puntos medios y que acaba con todo lo que le parezca inservible, aunque sirva, o que apuesta su resto a una carta aunque sepa de antemano que va a perder.

Las ferias internacionales de turismo, son sólo una parte de la promoción y hay que valorarlas en dos sentidos:

Primero sirven para tener presencia de marca ante la industria y sus competidores; por la otra  funcionan para hacer negocio puro y duro en base a una agenda de negocios.

Por la parte de la imagen, México perdió fundamentalmente porque llegó con unos stands disminuidos, mucho más pequeños que los de sus competidores de menor tamaño.

Ello le quitó fuerza de negociación a los destinos, afectó la imagen de liderazgo del turismo mexicano y además generó desconcierto, pues no hay una comunicación oficial fiable sobre lo que pasará en el futuro con la promoción del país.

Por la parte del negocio, los destinos cumplieron con sus citas y sus agendas de trabajo.

Marisol Vanegas, titular de Turismo de Quintana Roo, y Darío Flota, director general del Consejo de Promoción Turística de ese estado; informaron haber iniciado negociaciones con la aerolínea suiza Edelweiss para volar a Cancún y refirieron que en 2018 Expedia vendió 2.1% más boletos de avión al Caribe mexicano.

Mientras Los Cabos y Baja California Sur, reportaron 26 encuentros de negocios y tres entrevistas.

Y así hay muchos más que podrían reportar otros negocios específicos; el problema es que la marca México sí sufrió un menoscabo y que al secretario Torruco se le percibe cada vez más débil, pues lanza muchas ideas pero carece de los recursos que se traduzcan en cómo aterrizar sus planes.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas