X
Inseguridad y manejo de crisis | Periódico Viaje

Inseguridad y manejo de crisis

 
Carlos Velázquez
hrs.

Como está México, sin una promoción eficaz de la marca país, la falta de una estrategia de “manejo de crisis” ha puesto en una situación todavía más vulnerable a los destinos con pocos recursos.



El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática publicó su Encuesta Nacional de Inseguridad Pública Urbana y los 10 destinos turísticos con menor percepción de inseguridad fueron:

Los Cabos; Mérida; Puerto Vallarta; La Paz; Campeche; Aguascalientes; Mazatlán; Querétaro; Querétaro; Chihuahua y Veracruz.

Y aquí están aquellos que tienen la mayor percepción de inseguridad:

Zacatecas; Colima; Puebla; Guadalara; Morelia; Cancún; San Luis Potosí; Acapulco; Cuernavaca e Ixtapa-Zihuatanejo.

La seguridad aunada a la fortaleza económica y la conectividad de los mercados que atienden, son determinantes para la ocupación y la tarifa; pero inmediamente después son relevantes la promoción y el manejo de crisis.

Cancún está en la lista de los 10 destinos con mayor percepción de inseguridad, pero no sólo cuenta con el aeropuerto con más conectividad del país medida por el número de destinos que atiende; sino que además tiene un respaldo profesional de promoción y manejo de crisis.

El Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, que dirige Darío Flota, lleva años trabajando en esos dos aspectos, cuenta con un equipo profesional y este mes de julio Cancún registra una ocupación de alrededor de 80% en promedio.

El último fin de semana de julio, cuatro noches en el Dreams-Hyatt de Cancún cuestan 36 mil 718 pesos reservadas por Booking; pero en el Dreams de Acapulco cuestan 25 mil 270 pesos.

Una tercera parte menos cuando ambos destinos son señalados por sus problemas de inseguridad; pero en el segundo caso no ha habido ese trabajo de contextualizar y explicar los problemas a sus mercados emisores.

Donde la situación se torna dramática es en los destinos que no tienen salida al mar y que no cuentan con estrategias de promoción de su marca destino y menos de manejo de crisis.

Por esas cuatro noches en el hotel mejor calificado en Zacatecas por Booking, que es el Emporio, la tarifa es de seis mil pesos en plan europeo; mientras que en el Emporio Cancún

es de 23 mil 654 pesos y en el hotel mejor calificado de Guanajuato, Casa Corazón, es de nueve mil 120 pesos.

Diferencias realmente dramáticas, en destinos donde la percepción de inseguridad es complicada; aunque evidentemente no es el factor determinante ni para la ocupación ni para el precio.

El manejo de crisis, tras el cierre del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), es una responsabilidad que supuestamente recaería en el Consejo de la Diplomacia Turística que sólo sirvió para darle al sector turístico “atole con el dedo”.

Desafortunadamente el “manejo de crisis” en los destinos turísticos mexicanos es algo así como la oncología; una especialidad médica de la que nadie quiere acordarse, hasta que aparece un tumor y entonces el paciente se vuelca a que se lo extirpen rezando además para no perder la vida en la maniobra.

La inseguridad no es determinante para que un destino turístico reduzca su ocupación y baje sus tarifas hoteleras; si de manera paralela hay un esfuerzo serio por resolver el problema y ofrecer información de calidad para que los turistas tengan menos probabilidades de ser afectados, el negocio de los viajes se puede seguir moviendo y generando empleos.



hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas