Impuesto al hospedaje, manzana de la discordia

 
Nallely Campos
hrs.

**Óscar Escobedo Carignan**, secretario de Turismo de Baja California, trae un buen pleito con la Asociación de Hoteles de su entidad y concretamente con **Jean-Loup Bitterlin**, presidente de los hoteleros de Ensenada.

Aunque esta situación es reciente, otras parecidas se han presentado en diversas entidades del país por situaciones coincidentes y, hasta ahora, no ha habido una solución favorablemente para el turismo.

La historia es que los recursos que alimentan los fideicomisos de promoción turística de los estados y destinos provienen del impuesto al hospedaje, que es de entre dos y cuatro por ciento.

El fin del impuesto es que esos recursos se canalicen hacia acciones de promoción, para que surjan “círculos virtuosos” en donde más turistas le den más dinero a los fideicomisos y viceversa.

Lo que sucede en el mundo real, en términos generales, es que esos fondos se invierten según la visión de los líderes de la Hotelería en turno, que no necesariamente es la mejor desde una perspectiva técnica.

Además, hay duplicidad en los equipos administrativos, pues cada fideicomiso tiene su propio personal y ello provoca que una parte relevante de los recursos sirvan para pagar sueldos e instalaciones.

**Escobedo Carignan** ha planteado centralizar esos recursos en un fideicomiso estatal, para utilizarlos de forma más estratégica, reduciendo la carga administrativa.

**Bitterlin** opina, en cambio, que la única razón para hacerlo es centralizar las decisiones y darles un fin político, así es que ya se ha dado vuelo exigiendo la renuncia del secretario.

Las historias al respecto se multiplican y una de las más recientes la protagonizó **Oralia Rice**, quien tuvo que dejar la Secretaría de Turismo de Sinaloa entre otras causas debido a las diferencias que tuvo con **Carlos Berdegué**, uno de los hoteleros más influyentes del estado, quien no estuvo de acuerdo en ceder el control de los recursos del impuesto al hospedaje de Mazatlán.

El tema es trascendente, pues bajo reglas orientadas a la eficacia y mejor aprovechamiento de ese dinero; los destinos podrían hacer mejores alianzas tanto con otros empresarios como con el Consejo de Promoción Turística.

**Divisadero**

De mal en peor. La situación de **Armando de la Cruz Uribe**, presidente saliente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM), se sigue complicando, pues ante el desprestigio en que ha caído por el tema del fraude a las Pymes con los fondos de la Secretaría de Economía, más hoteleros se están bajando de su barco.

Ahora **Roberto Parras**, presidente de la AMHM en Tepic, le envió una carta cancelando la LXXIII Asamblea General Ordinaria, que se llevaría a cabo en esa ciudad, pues el primero no se pudo comprometer por escrito a garantizar que su sucesión se daría en un ambiente de civilidad.

Comentarios
hrs.

Periodista especializada en turismo

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas