Fonatur busca US50 millones para combatir el sargazo

 
Carlos Velázquez
hrs.

Rogelio Jiménez Pons, director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), niega haber tomado el liderazgo desde el gobierno federal para resolver el problema del sargazo en las playas de Quintana Roo y dice, en cambio, que él y sus compañeros del gabinete le están “echando montón”.

La semana pasada el presidente López Obrador lo responsabilizó de las tareas para obtener recursos y coordinar las acciones con fondos federales; para evitar que la presencia de esta alga gigantesca sea catastrófica para el Caribe Mexicano, en la temporada turística de verano.

Hasta ahora Josefa González Blanco, titular de la Secretaría del Medio Ambiente (Semarnat), sigue trabajando en los temas de su especialidad y Marcelo Ebrard, titular de Relaciones Exteriores, coordina los esfuerzos internacionales.

Su foco es encontrar opciones políticas con otros países y a nivel científico, para entender el problema y atajarlo en aguas internacionales.

El aumento de la temperatura del mar, producto del calentamiento global, es sólo una hipótesis respecto al fenómeno, en el que inciden otros factores que siguen siendo objeto de investigación por parte de expertos.

Ahora Fonatur debe obtener fondos públicos y vigilar que sean utilizados eficientemente; para evitar que esta alga siga afectando el arrecife Mesoamericano y llegue a las playas.

Mientras el gobierno de Quintana Roo, junto con la iniciativa privada, trabaja para retirarla rápidamente de la arena y dar información a los turistas y a la población.

Según Jiménez Pons el costo del sargazo representará este año para el gobierno federal entre 30 y 50 millones de dólares y Fonatur espera tener en ocho o 10 días una definición del modelo financiero, para comenzar a ejecutarlo en unos 15 días.

Los recursos, dijo, provendrán de un conjunto de instituciones comenzando por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y en donde seguramente también participará la Secretaría de Gobernación a través de Protección Civil.

Ya para la ejecución, Fonatur revisará las propuesta de varias empresas, una de ellas de origen holandés, que están ofreciendo opciones para retirar el sargazo antes de que llegue al arrecife que ya sufre una afectación que para el final de este año podría ser del orden del 20 al 30%.

Incluso, comentó a este espacio el titular de Fonatur, hay que regular a camioneras que tengan contratos para retirar el sargazo de la zona de las playas, pues el año pasado hubo algunas que triplicaron sus precios.

En el gobierno de Quintana Roo, Alfredo Arellano, titular de la Secretaría del Medio Ambiente, coordina los esfuerzos, pero el gobernador Carlos Joaquín involucró a todo su gabinete.

Marisol Vanegas, titular de Turismo, ha sostenido reuniones con los empresarios de la hotelería, el más reciente este viernes en Playa Maroma, para coordinar los esfuerzos con ellos como responsables de atender parte de la Zona Federal Marítimo Terrestre.

El gobierno estatal colocó web cams para monitorear 120 kilómetros de playas con afluencia turística, pues como explicó Vanegas “ni todos los días llega el sargazo, ni lo hace al mismo tiempo y, además, en promedio puede ser retirado en unas seis horas”.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas