Falta información sobre competitividad e inversiones turísticas

 
Redacción
hrs.

Si desde la óptica de la opinión pública, una de las cifras que más claramente se podría identificar es la permanencia o no de México dentro de los diez países más visitados del mundo; ello sólo tiene un significado más o menos emocional, que no sirve para tomar decisiones.

De hecho, este mismo año ya es un hecho la permanencia en el llamado top ten del turismo, pues México superó, con sus 32 millones de viajeros, a Tailandia, que se quedó rozando los 30; aunque si subió o no al noveno puesto depende de algo casi volitivo.

Y es que habrá que ver las cifras que reportará Rusia y que ya en el pasado han sido objeto de manejos informativos enjuiciables, aunque la lógica indicaría que en 2015 su turismo debió haber decrecido.

Ello no sólo por las profundas diferencias entre su gobierno y los de la Unión Europea, sino, además, por los ataques terroristas que sufrieron en el segundo semestre del año.

Pero, en este contexto, hay dos paquetes de cifras que son de especial interés para la Secretaría de Turismo, cuyo titular es **Enrique de la Madrid**, y para el Consejo de Promoción Turística, que dirige **Rodolfo López Negrete**.

El primero de ellos tiene que ver con la inversión privada en este sector, que hasta mediados de la administración se medía a través de un mecanismo que si bien no era exacto, aportaba una buena idea de lo que estaba ocurriendo.

**Francisco Madrid**, cuando fue subsecretario de Planeación en el gobierno de **Vicente Fox**, estableció una mecánica de consulta que consistía, literalmente, en que las secretarías estatales de Turismo reportaban periódicamente las nuevas inversiones en el ramo. En realidad funcionaba muy bien, pues si bien de pronto se detectaban con cierto retraso algunos proyectos, al menos habían un buen termómetro de lo que estaba pasando en este terreno.

Sin embargo, a mediados de la administración pasada, esta información, que además era pública en los montos aunque restringida en los detalles específicos, comenzó a manejarse con cautela, precisamente cuando el mundo entró en la crisis de 2008 y 2009.

Al llegar **Gloria Guevara**, estos datos eran desalentadores, pues si bien en el sexenio de **Felipe Calderón** se cumplió con la meta de los 20 mil millones de dólares que se había propuesto, unos 18 mil se concentraron en los primeros tres años.

Así es que se podría decir que la Sectur perdió el incentivo por perseguir los datos de inversión y el problema es que hoy ya no hay un registro serio.

En el otro tema ya está trabajando el CPTM y será el relativo a la competencia directa para los destinos mexicanos.

La competitividad de México debe medirse con destinos específicos; por ejemplo, algunos países del Caribe y el estado de Florida para Quintana Roo y Hawái para Los Cabos.

Será la próxima semana cuando **López Negrete** presentará este modelo que ayudará a medir qué tan fuerte está México contra sus competidores reales.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas