Esboza Torruco nuevo modelo para promover el turismo

 
Carlos Velázquez
hrs.

La Asociación de Secretarios Estatales de Turismo (Asetur), que preside Jorge Manos, sesionó ayer por primera vez con Miguel Torruco ya como Secretario de Turismo.

También estuvieron allí los subsecretarios Simón Levy y Humberto Hernández Hadad.

Allí les confirmaron no sólo la desaparición del Consejo de Promoción Turística, sino que además Torruco planteó que paulatinamente se irá construyendo un modelo nuevo de promoción.

La idea es que en el mediano plazo haya alguna otra entidad u organismo público-privado que conduzca el tema; pero por lo pronto la idea será apoyarse en la Secretaría de Relaciones Exteriores y la red de embajadas del país.

Además Sectur buscará impulsar alianzas entre estados y particulares, pero no se habla de recursos federales específicos para este propósito.

Ahora ya todos los destinos irán planeando su participación en la próxima Feria Internacional de Turismo de España; pero sin más apoyo que el pabellón mismo de México.

La otra novedad fue que Margarita González Sarabia, titular de Turismo de Morelos, fue nombrada vicepresidenta de Asetur y al frente de la región Centro está Irma Medrano de Aguascalientes y por la región Sur Michelle Fridman de Yucatán.

Así es que ahora ya no se podrá seguir diciendo que este Asociación, que en este ambiente de cambios debería tomar mayor relevancia, seguirá siendo algo así como el Club de Tobi del turismo.

Divisadero

Startup. Después de hacer una maestría en Nueva York sobre desarrollo inmobiliario Andrew McCarthy, un emprendedor mexicano con nombre y apellido de irlandés, está por arrancar un proyecto que se llama Ycrib.

Se trata de una empresa que ya está levantando capital, para desarrollar un nuevo concepto de hotelería en ciudades costosas como la Gran Manzana, San Francisco y Londres.

La idea es rentar algunos pisos bajos de edificios en estas urbes, donde hay disponibilidad y buenos precios, para desarrollar allí rápidamente habitaciones de 12 metros cuadrados con baños privados, en torno a espacios amplios para trabajar y convivir.

El precio por noche de las mismas no rebasará los 120 dólares, cuando el precio promedio de la competencia hotelera es de 250 dólares o más por espacios equivalentes.

La tecnología jugará un papel protagónico, pues no sólo será la base para hacer las reservaciones; sino que a través de la misma se controlarán desde los registros y salidas hasta aspectos como la temperatura de los cuartos y los pedidos de comidas en establecimientos cercanos.

MacCarthy dijo que se enfocarán a “un nicho de entrepreneurs, freelancers y viajeros de negocios ofreciendo una experiencia completamente digital mediante el acceso a un app para check-in y check-out, control de sistemas en el cuarto (musical, iluminación, calefacciones y aire acondicionado), eventos y comunidad.

“Los miembros de Ycrib y los huéspedes tendrán acceso a un espacio comunales y co-working con un enfoque en comunidad y la interacción de ésta”.

Se trata de un proyecto que vale la pena seguir, pues el equipo fundador no sólo tienen una sólida formación académica; sino que además algunos provienen de familias que llevan años en el negocio inmobiliario.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas