Es “rompecabezas” inmunidad anti trust para Aeroméxico

 
Redacción
hrs.

Este viernes Aeroméxico, que dirige **Andrés Conesa**, recibió la aprobación preliminar del acuerdo de cooperación conjunta con Delta; la llamada “inmunidad anti trust” o (ATI) por sus siglas en inglés.

Se trata de un documento de 36 páginas emitido por el Departamento de Transporte de Estados Unidos, por el que los directivos de la compañía mexicana ni destaparon las botellas de champaña ni convocaron a una fiesta.

Más bien dará origen a una serie de juntas y análisis por parte de las direcciones general, jurídica y comercial, para llevar después el tema al consejo de administración, que encabeza **Javier Arrigunaga**.

Y es que del análisis hecho acerca del mercado aéreo entre México y Estados Unidos, las autoridades del vecino del norte concluyeron que Aeroméxico deberá ceder ni más ni menos que 24 slots o posiciones de despegue y aterrizaje cada día, en el saturado Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Mientras que Delta deberá ceder seis slots en el también saturado y altamente rentable aeropuerto John F. Kenedy (JFK) de Nueva York.

En el caso del aeropuerto mexicano, el problema se resolverá con el nuevo Aeropuerto Internacional de la CDMX que para términos prácticos deberá entrar en operación, por lo menos, de aquí al 2020.

Sin embargo, el costo comercial inmediato de ceder esas posiciones es, precisamente, lo que evaluará la compañía y de entrada no será una decisión fácil.

De hecho un factor a considerar en ese análisis será quién resulte ganador, el próximo martes, de las reñidas elecciones en Estados Unidos.

Si con **Donald Trump** sería previsible un enfriamiento temporal en las relaciones entre ambos países; con **Hillary Clinton** se mantendría un escenario de crecimiento importante en la demanda de asientos.

Pero Aeroméxico y Delta, seguramente, no son las únicas compañías que no están felices con la decisión, sino que también está el caso de Interjet, de la familia Alemán, pues no sería susceptible de recibir más posiciones en el AICM; lo mismo que JetBlue en el JFK.

Ello, debido a que en el análisis hecho por la autoridad resultó que estas dos firmas son las que más slots concentran en el AICM y el JFK después de Aeroméxico y Delta, respectivamente.

Según esta autorización preliminar, American tiene en la actualidad 22.5% del mercado aéreo entre México y EU; sigue United con 20.2% y en un lejano tercer sitio está Aeroméxico con 13.5% y luego Delta con 11.9 por ciento.

Si se diera la alianza, estas dos pasarían a la primera posición con 25.4% de la participación de mercado.

Por lo demás la autoridad ve que la alianza traería beneficios para el público consumidor, pues se incrementaría la oferta de conectividad a ciudades de menor tamaño y se ampliarían las opciones de desplazamiento para los viajeros.

Ambas firmas tienen de aquí al 30 de noviembre para tomar una decisión, que no está exenta de riesgos; sin hablar de la fórmula que, eventualmente, se utilizaría para repartir los slots entre, al menos, siete compañías en el JFK y ocho en el AICM.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas