Enfrentan a la “hidra” tecnológica de la economía compartida

 
Redacción
hrs.

Hace 15 años, cuando **Miguel Torruco** era presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM), proponía medidas severas en contra de los particulares que rentaban sus casas y condominios en Acapulco.

Sus argumentos eran que lo hacían de manera informal, que generaban una competencia desleal contra los hoteles que sí pagan impuestos y además alertaba sobre las situaciones de incumplimiento en que caían.

De entonces a la fecha no sólo se mantiene esa práctica, sino que hay varias plataformas digitales a través de las cuales los particulares comercializan con más facilidad sus inmuebles.

La situación no es privativa de México y la semana pasada, en el Octavo Foro de Liderazgo Turístico de Exceltur, asociación que agrupa a las empresas turísticas más grandes de España, este asunto fue objeto de análisis.

En la mesa redonda participaron **Javier Gómez Navarro**, exministro de Turismo de España, y los alcaldes de Málaga, Vigo y Sevilla.

De hecho, Exceltur contrató en 2015 a la consultoría Nielsen para que investigara el tema y obtuvo datos como los siguientes:

1. De todos los inmuebles que se encuentran en plataformas como Airbnb y Homeaway, sólo 7% se mueve por intercambio y el resto persigue un beneficio económico. Por tanto, compiten con los hoteles.

2. En destinos como Barcelona, ya superaba entonces 48% de la oferta turística urbana.

3. En los barrios urbanos más céntricos donde hay mayor demanda por este tipo de alojamiento, los inmuebles se han encarecido.

4. No atraen nuevos segmentos de turistas.

El informe evidenció, además, varias calamidades aparejadas a este modelo.

a) Genera un fraude al fisco que se estimaba en más de 430 millones de euros, partiendo de que sus ingresos superaban los dos mil millones.

b) Incurren en problemas de inseguridad, falta de higiene y falta de protección básica a los derechos del consumidor.

Ante este panorama, Nielsen propuso medidas como una regulación más estricta, cobro de impuestos en un régimen simplificado y la necesidad de que operen con una licencia de actividad económica.

Durante Exceltur se dio a conocer que anualmente son 7.4 millones de turistas los que ya se hospedan en estas viviendas nada más en España.

Lo que están buscando los viajeros son mejores precios y los dueños, seguir obteniendo beneficios del modelo.

Concretamente 53% de los clientes de estas opciones de hospedaje de la economía compartida, manifiestan que buscan gastar menos.

Para los municipios, según la mesa redonda en Exceltur, esta situación aumenta la demanda de los servicios municipales, sin que haya un pago por los mismos.

Lo peor del caso fue que los alcaldes mismos no saben que hacer y **Gómez Navarro** incluso les tuvo que pedir dos veces que fueran más específicos, pues se estaban perdiendo en generalidades.

Y si en aquel tiempo **Torruco** no logró reducir la competencia desleal en Acapulco, hoy en España tampoco hay claridad sobre cómo apoyar a la Hotelería que se ha encontrado aquí con una “hidra” a la que cada vez le salen más cabezas.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas