Enfrenta Aeroméxico desventajas para conectar Londres y México

 
Nallely Campos
hrs.

Esta semana algunos eventos públicos en México y Gran Bretaña deben ser vistos como preámbulo de 2015 el llamado “Año Dual”, a través del cual se busca fortalecer la relación entre ambos países.

Así es que desde ayer y hasta el 5 de noviembre, el príncipe de Gales y la duquesa de Cornwall están cumpliendo una agenda en México.

De hecho Gran Bretaña no sólo es un importante inversionista en sectores económicos relevantes mexicanos, como el financiero y el asegurador; sino que, además, en el último lustro se ha consolidado como el principal emisor de turistas hacia México desde la Unión Europea.

Por su parte, y en el marco del World Travel Market (WTM), **Claudia Ruiz Massieu**, secretaria de Turismo, hará una visita de dos días a Londres para lanzar un ambicioso proyecto gastronómico en 2015.

Y precisamente en estos días quienes tuvieron que comprar a última hora un boleto de avión para desplazarse entre la Ciudad de México y Londres, o viceversa, ya tuvieron también una “probadita” de lo que sucederá con los precios debido al incremento de la demanda.

Sólo por dar un dato, los últimos boletos de British Airways en la categoría de negocios esta semana superaron once mil dólares, cuando en otras circunstancias deberían de haber costado la mitad.

Lo que no pasa de ser un asunto de oferta y demanda, tiene un factor que sí debería se objeto de revisión y se trata de la asimetría en los slots que existen para los aviones de British y Aeroméxico en los aeropuertos de Heathrow y el Benito Juárez de la Ciudad de México.

Aunque parezca increíble, resulta que en este último la aerolínea británica cuenta con seis slots o posiciones de atraque a la semana; mientras que Aeroméxico, que dirige **Andrés Conesa**, sólo cuenta con tres en Heathrow.

Además los aviones de bandera inglesa tienen un horario que les permite a los viajeros de negocios llegar a estas dos ciudades en un momento más conveniente para trabajar; mientras que sólo dos de los tres vuelos de Aeroméxico cumplen con esta condición.

Lo que resulta todavía más notable es que, no obstante las solicitudes formales de la aerolínea mexicana tanto al embajador **Diego Gómez Pickering** como a **Milko Rivera**, director del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) en el Reino Unido, para negociar con las autoridades británicas nuevos slots en Heathrow, no ha habido avances al respecto.

Así es que Aeroméxico tiene en esa ruta su Boeing 787 Dreamliner, el más moderno de su flota, pero no puede competir intensamente con British por un asunto regulatorio; si esto no cambia para 2015 será sólo una aerolínea la que resultará claramente favorecida por el “Año Dual”.

Comentarios
hrs.

Periodista especializada en turismo

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas