En Quintana Roo se puede salvar el año para el turismo

 
Carlos Velázquez
hrs.

Bajo cualquier perspectiva éste ha sido un año complicado para el turismo de Quintana Roo, el estado que más viajeros recibe; pero no se ha escrito la última palabra y todavía hay una oportunidad de que 2017 cierre como otro año de crecimiento.

Detrás de esto hay una mezcla de problemas arrastrados del pasado; diferencias entre autoridades y empresarios; errores de comunicación y falta de intercambio de información con el gobierno de Estados Unidos.

Un recuento de todo esto, comienza con los cambios que impulsó la administración de Roberto Borge, ex gobernador del estado preso en Panamá, para usar discrecialmente el impuesto a hospedaje.

Con esos fondos no sólo terminó financiando equipos deportivos, sino que permitió que los fideicomisos se endeudaran así es que la administración de Carlos Joaquín inició con cifras rojas.

Este año los recursos para promoción han sido limitados pues una parte relevante se ha ido a pagar deuda.

En este contexto, Carlos Gosselin, presidente de los hoteleros de Cancún ha sido muy crítico con la falta de promoción; pero en su momento no se opuso a las medidas autoritarias de Borge por temor a las sanciones de que pudo ser objeto.

Sus declaraciones también parecen estar sesgadas porque Darío Flota, futuro director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, no era su candidato; sino Javier Aranda quien ya está al frente del Fideicomiso de Puerto Vallarta.

También impactaron los hechos violentos en un antro de Playa del Carmen y los enfrentamientos en Cancún entre grupos criminales y la policía.

Esto aunado a las acusaciones por la muerte de una joven estadounidense debido a intoxicación etílica, en el hotel Iberostar de Playa del Carmen, derivaron en denuncias en medios en el Estados Unidos que fueron registrados en la alerta de viaje.

Más recientemente hubo otro caso en donde una turista denunció haber sido víctima violación, también en el Iberostar, a través de Trip Advisor.

Hace unos días, en el World Travel Market de Londres, Marisol Vanegas, la Secretaria de Turismo de Quintana Roo y Darío Flota se rreunieron on ejecutivos de Expedia para revisar las cifras de ventas en el estado.

El dato duro fue que hasta el cierre de octubre, venían creciendo 2.6% a través de esta agencia de viaje por internet; un resultado que no debería ser malo sin consideramos que en los tres años recientes los aumentos han sido de dos dígitos.

Lograr un aumento menor con una base cada vez más alta, es algo lógico que en algún momento tendría que ocurrir.

El problema es que hasta la mitad del año, los aumentos otra vez eran cercanos al 10% lo que hizo albergar esperanzas de que sería otro periodo espectacular.

Vanegas pidió a Expedia los datos de septiembre y octubre pero no se los dieron; aunque fueron lo suficientemente malos como para afectar en más de seis puntos porcentuales el crecimiento de todo el año.

La pregunta importante ahora es qué pasará en noviembre y diciembre. Mañana seguimos con el tema.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas