En Pre Criterios de SHCP la única emergencia turística es el Tren Maya

 
Carlos Velázquez
hrs.

Si Andrés Manuel López Obrador (AMLO) tomó una mala decisión de política económica al quitarle todos los recursos a la promoción turística, que se pagaba con el Derecho de No Residente (DNR); además cometió un error técnico al no “etiquetarlos” para el Tren Maya.

La consecuencia de esta segunda falla es que en 2020 los turistas internacionales no soportarán dicha obra, sino que por voluntad del soberano los fondos llegarán de la captación fiscal general.

Así es que ante el derrumbe de los turistas foráneos, le dedicará al Tren Maya recursos que podrían servir para actividades como la seguridad o la salud; cuando el compromiso original del mandatario había sido destinar el DNR a esta obra.

Publicidad
Publicidad

Por lo pronto en los Pre Criterios de Política Económica, que Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) envió a la Cámara de Diputados; anticipa que habrá una asignación deseable de 27 mil 534.4 millones de pesos para programas prioritarios del turismo.

De ellos 97% serán para el Tren Maya y los restantes 813 millones para el Programa de Mantenimiento de Infraestructura, es decir para los Centros Integralmente Planeados del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), que encabeza Rogelio Jiménez Pons.

En el Reporte Gemes del 16 de abril, que publica quincenalmente la consultoría de Héctor Flores Santana, se hace patente la paradoja de que, por una parte, el documento de la SHCP reconozca que el turismo será uno de los sectores más afectados.

Mientras que, por la otra, desde el ejecutivo no se planee hacer nada presupuestalmente para apoyarlo.

En el apartado II.2 los Precriterios dicen textualmente:

“(…) Como sucedió en 2009 con la epidemia de influenza A(H1N1), los sectores que se verán afectados de manera más inmediata y persistente serán los servicios de alojamiento, esparcimiento, comercio, transportes, y aquellas regiones mayormente dependientes del turismo local y foráneo”.

Así es que Gemes señala:

“Es contradictorio que cuando se requiere impulsar la recuperación del sector, el grueso del presupuesto del turismo se destine al Tren Maya, una obra que en el mejor de los casos tendrá un impacto regional hasta dentro de dos o tres años, cuando menos”.

Entonces las pymes turísticas podrán quebrar, pero el tren sigue rodando.

Divisadero

Un pajarito. Al inicio de la Semana Santa, Miguel Torruco, hizo una ronda de llamadas a algunos empresarios importantes del sector, para aclararles que no era un “bolchevique” salido del clóset.

Después de que AMLO salió con que el Covid-19 le cayó como “anillo al dedo” a la 4T, desde su cuenta Twitter el secretario de Turismo dijo que sería el fin del capitalismo salvaje, donde la codicia predominó por décadas y empobreció a millones de personas.

Además de que habló de un ajuste de la geopolítica internacional, donde las organizaciones globales dejarán de ser comparsa de los países ricos.

Pero fue tan sonora la “rechifla” digital que recibió, que después le habló a los capitanes del sector para decirles que él no había dicho eso; sino Marilú López, la responsable de sus redes sociales.

hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas
X