Empresarios abren cartera de Los Cabos para garantizar seguridad

 
Carlos Velázquez
hrs.

Como si en Los Cabos, un destino íntimamente ligado a la relación entre México y Estados Unidos, no tuvieran bastante tratando de entender la “era **Trump**”; los empresarios turísticos ahora están lidiando con otras situaciones inéditas.

Así es que ya van al menos 26 amparos que los hoteles han interpuesto para evitar que el gobierno de Baja California Sur, de **Carlos Mendoza**, los obligue a cobrar el “aprovechamiento” de 350 pesos que el Congreso local decidió imponerle a los turistas extranjeros de internación.

Si a eso le añadimos que las aerolíneas también están decididas a actuar legalmente para que dicha carga no se aplique a través de los boletos, es claro que el asunto ya se enredó.

Pero, además, en Los Cabos se está viviendo un relevo en los cárteles de la droga y después de que **El Chapo Guzmán** fue reaprehendido, reportes de inteligencia refieren que el Cártel del Pacífico está siendo relevado por el Jalisco Nueva Generación, lo que ya se ha traducido en más de 25 ejecuciones.

Todo esto ha sucedido en las afueras de la ciudad, los turistas no han sido afectados y el único centro de hospedaje involucrado fue un motel de paso.

Cuando los empresarios presionaron al gobierno de **Mendoza** para que actuara, su respuesta fue que no tenía dinero, y cuando le exigieron resultados a **Arturo de la Rosa**, presidente municipal de Los Cabos, su respuesta fue la misma.

Así es que los miembros de la Asociación de Hoteles, que preside **Enrique Turcott**, hicieron valer su buena relación con algunos altos mandos de la Policía Federal, la cual se fraguó durante la crisis del huracán Odile.

Cuando pidieron su apoyo, la respuesta fue que podían enviar 190 elementos de la Gendarmería, siempre y cuando los empresarios se encargaran de cubrir sus gastos de hospedaje y sus viáticos.

Así es que el Consejo Coordinador Empresarial de Los Cabos ya acordó que sus asociados cubrirán un cheque de 2.3 millones de pesos al mes, para que las autoridades federales eviten que esta problemática siga escalando.

La decisión no le gustó ni al equipo de **Mendoza** ni al de **De la Rosa**, pues pierden el control directo para la solución de este problema.

Como dijo un empresario consultado sobre el tema, resultó claro que todavía era posible resolver este problema con una medicina preventiva antes de que afectara al destino y a los turistas.

Además, fue una muestra de que sí están dispuestos a apoyar, ahora que ha habido años exitosos para esta actividad.

Hubo una corriente que insistía en exigirle al municipio, al gobierno del estado y a la Federación que cumplieran con sus obligaciones, pero ello hubiera derivado en una negociación larga y tortuosa.

Así es que, como “lo perfecto es enemigo de lo práctico”, los empresarios decidieron abrir la cartera en vez de involucrarse en una discusión que, en el mejor de los casos, hubiera dilatado varios meses.

Todo esto puede convertirse, además, en un ejemplo para los empresarios de otros destinos turísticos.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X