El turismo ya es un activo político para Peña

 
Carlos Velázquez
hrs.

Si hasta antes de las elecciones del año 2000, el halago era la fórmula más común de comunicación con el Presidente de México, ahora estos gestos son tan escasos que Enrique Peña no dejaba de sonreír cuando escuchó la parte medular del discurso de
Pablo Azcárraga.

El presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), reconoció que el gobierno federal se ha ocupado del turismo, “obtienendo resultados tan exitosos como no se han visto en este sector en ningún otro momento de la historia del país”.

Ciertamente, el cambio de la narrativa oficial para no hablar más de la “guerra contra el narco”,  los grandes eventos de promoción de México y conservar los mecanismos de fondeo público para las campañas de publicidad han sido importantes.

Tanto como la apertura de la aviación comercial, un manejo medianamente responsable de las finanzas públicas y una Secretaría de Turismo atenta a las necesidades de la industria.

Pero Azcárraga omitió que los recursos del Presupuesto de Egresos de la Federación no han sido generosos con el sector en esta administración y que, incluso, han decrecido.

Quizá, por ello Peña en su discurso de inauguración del XVII Congreso Internacional de Turismo del CNET, reconoció a su vez que han sido los empresarios quienes han seguido apostando por México, invirtiendo sus capitales en el negocio de los viajes.

Informó, además, que mil 500 inmuebles de relevancia cultural fueron afectados por los terremotos y mencionó en particular a los templos de Santa Prisca en Taxco y de San Juan Bautista en Morelos, como dos de los más importantes.

Se comprometió además a reconstruir y reparar todos los que fueron dañados y que en su conjunto representan 1% del patrimonio cultural del país. Mientras, Enrique de la Madrid, secretario de Turismo, presentó a la audiencia las campañas del CPTM en México y Estados Unidos, que ahora tienen importancia toral para la recuperación de las entidades golpeadas por los terremotos y huracanes.

También, destacó la organización de tres foros, el último de los cuales se hará la próxima semana en Tijuana, para identificar las oportunidades con el propósito de que el turismo se convierta en una mayor fuente de bienestar para los mexicanos.

En las primeras sesiones del Congreso, Eduardo Sánchez Navarro, presidente de Grupo Questro, recordó que los empresarios han sido los garantes del turismo y quienes tienen la responsabilidad de invertir en los planes a largo plazo, porque “los cabildos no lo van a hacer”.

Mientras que Alejandro Zozaya, CEO de Apple Leisure Group, fue quien más alertó sobre los riesgos que enfrenta el turismo mexicano.

Principalmente, manifestó su preocupación porque las reservaciones para el periodo de diciembre de 2017 a abril de 2018 están bajando y además del impacto que han tenido los fenómenos naturales, consideró que la llegada de viajeros se ha visto afectadas por las alertas de viaje del gobierno de Estados Unidos.

No hay que dormirnos en nuestros laureles, resumió, los mexicanos no “merecemos” el turismo, sino que es necesario ganárselo todos los días.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X