El turismo y el golf en Saint Andrews

 
Redacción
hrs.

SAINT ANDREWS, Escocia.— Este pueblito, con apenas dos mil habitantes permanentes, ha sido capaz de construir una historia a partir del golf, que auspicia su elevado nivel de vida.

Si desde hace más de un lustro la Organización Mundial del Turismo ha dicho que en el terreno de los viajes, lo más importante es generar experiencias; aquí hay un ejemplo notable de ello.

Los apasionados al golf han comprado el concepto de que aquí se encuentra La Meca, pues hay indicios históricos de que los orígenes de este deporte parten de estas tierras desde el siglo XV.

También se reconoce que aquí se diseñó el primer campo de golf del mundo, una actividad que está ligada al trabajo de los cuidadores de borregos merinos, quienes comenzaron a hacer el “swing” con su bastón, un movimiento oval con el que hacían volar a grandes distancias las piedras.

Las mismas tenían que ser introducidas en las madrigueras de los conejos, que eran los hoyos primitivos.

Hoy el Viejo Campo de Golf de Saint Andrews recibe más de diez mil visitantes extranjeros por año, que pagan en principio rondas equivalentes a 85 dólares, aunque el precio aumenta según las leyes de la oferta y la demanda.

Son varias las compañías que han sabido capitalizar la experiencia potencial de jugar en la “casa del golf” y que comercializan paquetes con los cuartos de hotel y la transportación a precios elevados.

Pero, además, los restaurantes, las tiendas y los prestadores de todo tipo de servicios se han montado en la experiencia del golf.

Al ser habitualmente los jugadores de este deporte personas con un poder adquisitivo arriba del promedio, en este sitio proliferan las tiendas especializadas.

Desde las que venden los artículos regulares, hasta las boutiques con productos finos, las de antigüedades que ofrecen bolas originales de plumas de ganso hervidas y las de todo tipo de accesorios.

El Viejo Campo ha dado origen a muchos más campos que van desde el Campo Nuevo, de finales del siglo XIX, hasta otros que ofrecen las comodidades modernas, como jugar en carritos. Para hacerlo en el Viejo y el Nuevo campo hay que caminar unos diez kilómetros, lo que es una barrera de entrada, como lo es también la necesidad de contratar un caddy o asistente del juego.

Por lo que se refiere a los restaurantes y hoteles, todo tiene que ver con el golf.

Desde las manteletas de algunos que hacen bromas sobre este deporte, hasta los más exclusivos que cuentan con fotos sobre los momentos más sublimes del lugar.

En Saint Andrews se encuentra la universidad más antigua de Escocia, cuna de físicos y matemáticos; pero en realidad ha encontrado su vocación en el hecho de que aquí nació el golf.

DIVISADERO

CPTM. Como se ha publicado en este espacio, nadie sabe todavía quién será el nuevo director general del Consejo de Promoción Turística de México. Lo relevante en el análisis en marcha no es quién será el favorecido, sino que su perfil sea el correcto para cumplir esta tarea.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas