X
El turismo, ¿prioridad nacional? | Periódico Viaje

El turismo, ¿prioridad nacional?

 
Alonso Gordoa
hrs.

Durante la primera mitad del año pudimos leer y escuchar notas referentes a la salida de México del ranking que año con año publica la Organización Mundial de Turismo (OMT) a través de su barómetro.



Sin importar si México ha salido de Top 10 turístico bien es cierto que, una serie de opiniones y especulaciones en torno al tema han surgido: pérdida de competitividad en aspectos de conectividad, precios excesivos de boletos de avión, el tema de seguridad como principal causante del deterioro de la imagen del país entero, etc.

Quienes vivimos en este maravilloso México sabemos que nuestras playas y demás destinos siguen ofreciendo un espléndido servicio, atardeceres de ensueño, calidez humana y lo más importante, que nos preocupamos por la seguridad de quienes nos visitan.

Recordemos que nadie más que nosotros forjamos el futuro de nuestro país, apoyados en Instituciones Federales y el Sector Privado. Hoy más que nunca, y más allá de frases electorales o discusiones poco profundas por pertenecer o no al “TOP TEN”, debemos pensar de forma estratégica, QUÉ SI Y QUÉ NO ESTAMOS HACIENDO BIEN; pero sobretodo ¿qué necesitamos EMPEZAR A HACER?

Hay temas que creo son trascendentales para discutir y mejorar, como el hecho del consumo promedio por visitante que en términos de dólares ha caído en los últimos años. Si bien es cierto el hecho de que es importante tener un sitio a nivel mundial como potencia turística, creo que es más importante aún el que los visitantes que llegan a nuestro país gasten más en su viaje y que esto genere una derrama económica mayor para el país en cuanto al rubro de turismo, a pesar de haber despuntado este 2011 con 190 millones de visitantes nacionales y extranjeros.

Por otro lado tenemos el reto no solucionado de articular políticas y estrategias que permitan tener una coordinación y ejecución entre todas las Secretarías que de alguna manera directa o indirecta están relacionadas con el turismo – Comunicaciones y Transportes, del Trabajo, de Economía, etc., de tal manera que esa transversalidad se vea reflejada en los planes de cada Secretaróa en particular, para que dichos planes sean un factor clave en el desarrollo del turismo en nuestro país. La Secretaría de Turismo puede elaborar muchas ideas y propuestas, sin embargo no podrán ser exitosas si no logramos esta coordinación y prioridad anteriormente mencionada.

De la misma forma la relación – o falta de – entre los organismos federales, estatales y municipales, representa un reto para el turismo dado que frecuentemente los intereses entre estos tres niveles son diferentes y en ocasiones encontrados, de tal manera que limita o imposibilita el potenciar cualquier tipo de estrategia.

Otro de los obstáculos que hemos encontrado a lo largo de los años y que se ha vuelto un problema endémico, no sólo en el rubro del turismo sino que se ve reflejado en todos los ámbitos nacionales, es el tema de la continuidad. Tenemos cambios constantes en todos los niveles de gobierno, al igual que en todas las regiones del país; esta situación hace aún más complicada la coordinación y seguimiento de los requerimientos, lineamientos y planes en general de cualquier índole.

Adicionalmente a lo anterior quisiera mencionar el tema de la promoción que se ha hecho del país, incluyendo la promoción de las diferentes regiones del mismo. Sin querer entrar a detalle, si es correcto o no el marketing de Cancún o Vallarta antes o con prioridad a la marca México, el fondo del comentario es de nuevo el hecho de contar con una institución independiente y más allá de los vaivenes políticos. Sé que esta postura nos lleva a un análisis más serio y detallado de los pormenores de cómo manejar una entidad encargada de la promoción turística del país que no tenga los naturales intereses partidistas, circunstanciales por su proximidad o no de algún período electoral, de intereses entre Secretarías. En fin, de muchos factores diversos que a final de cuentas lo que hacen es complicar y obstaculizar acciones y estrategias a corto y mediano plazo.

Otro aspecto que es de llamar la atención es que si bien la promoción turística a nivel internacional es necesaria e indispensable, no dejemos pasar por alto que 8 de cada diez turistas son nacionales, lo cual quiere decir que uno de los principales objetivos de muchas de las Secretarías debiera ser el de crear, mejorar y en términos generales, hacer más eficiente todo lo que sea necesario para facilitar el turismo nacional.

Estrechemos lazos, colaboremos por una sola causa y meta en común: México como destino turístico número uno en el corazón, mente y espíritu de quienes habitan este país. Si mantenemos esta meta en la mira y ejercemos las acciones necesarias de una estrategia que involucre a todos los sectores (comunicación, gobierno, empresas, infraestructura, etc.) obtendremos el lugar que merecemos y queremos.

Esta ardua labor implica un trabajo continuo para olvidar colores y partidos, estrechar acciones y trabajar juntos en la coordinación de cada sector, instituciones académicas y gremios de nuestro país para realizar a fondo un plan estratégico que rebase la frontera del tiempo y el espacio. La creación de un organismo independiente y autónomo puede ser la clave para aplicar estrategias dirigidas a cada sector participante, que de manera conjunta y holística que consoliden el objetivo que tanto buscamos.

Podemos continuar generando una lluvia de ideas infinita, estrategias múltiples y una lista interminable de tareas a realizar. Pero lo más importante es que quienes somos portavoces y laboramos en instituciones, empresas, academias y gobierno conjuntemos esfuerzos con nuestra sociedad y ciudadanos para direccionar en una sola vía el objetivo de consolidar a México como el destino turístico número uno; pero lo anterior no será posible si no entendemos y alineamos los conceptos de intereses, continuidad e independencia.

Yo estoy convencido de lo que mi país tiene y debe ofrecer; yo estoy convencido de que juntos y de forma estratégica podemos hacer más. Yo estoy convencido que hoy más que nunca nuestro México tiene y debe ser una prioridad Nacional.



hrs.
Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas