El turismo como fuente de empoderamiento de las mujeres

 
Dra. Nathalie Desplas
hrs.

HABLEMOS DE TURISMO*

A nivel global, nos encontramos en una era de desarrollo social donde se trabaja, hoy por hoy, en generar una sociedad más equitativa y libre de discriminación. Una de las luchas más febriles y necesarias consiste en prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres, disminuyendo así la brecha de desigualdad laboral y salarial. El empoderamiento de las mujeres permite, entre otros, el generar reconocimiento y ejercicio de sus derechos plenos con el fin absoluto de vivir una vida libre de violencia.

El turismo ofrece ventajas comparativas y competitivas para apoyar a sectores desfavorecidos de la población, especialmente a las mujeres. En materia laboral, si 40% de la población es representado por mujeres, en el sector turismo, el porcentaje aumenta a 60. Además, según El Economista (2018), para lograr ser empresarias, las mujeres tienen dos veces más probabilidad de lograrlo en el sector turismo que en cualquier otro. Una gran fuerza del sector que ofrece así, una gran ventaja para la generación de empleos formales, la consolidación de empresas propias (MiPymes en particular), el emprendimiento espontáneo y la preservación del entorno. De esta manera, el turismo genera su propio desarrollo con perspectiva social, económico y medioambiental. En efecto, mejoran los escasos y bajos recursos percibidos, se atenúa la pobreza y la marginación sufridas y se provee a las comunidades con nuevas y mejores opciones de desarrollo del entorno.

Sin embargo, los retos siguen relevantes: unos empleos a veces informales, a veces estacionarios; en América Latina y el Caribe, unos puestos para mujeres frecuentemente más operativos (62%) contra ejecutivos (36% según la OMT, 2018); y unos sueldos todavía disparejos entre hombres y mujeres (15% menos para las mujeres). Inclusive, en los negocios familiares turísticos, las mujeres, a veces no perciben ninguna remuneración.

Históricamente, además, las mujeres son las principales transmisoras, portadoras, herederas del acervo cultural de una región, de las propias comunidades, de recorridos y apreciación de paisajes naturales, así como de la integración de lugares de alojamiento, restaurantes, medios de transporte con hospitalidad nata y cálida para la recepción de los turistas.

Para seguir apoyando el empoderamiento de la mujer, el Plan de Acción para Potenciar la Autonomía de la Mujer mediante el Turismo propuesto por la OMT y la ONU Mujeres propone:

– “Crear un portal que constituye una red mundial para el intercambio de conocimientos.

– Promover la sensibilización internacional sobre las oportunidades que el turismo ofrece a las mujeres.

– Instar a los miembros de la OMT a adoptar medidas enérgicas para apoyar la integración generalizada de la perspectiva de género en los procesos nacionales de desarrollo al fin de alcanzar la igualdad de la mujer en el sector turístico”.

El empoderamiento y liderazgo de las mujeres en el sector turismo es más flagrante que en los demás sectores. Sin embargo, la asignatura sigue pendiente en el alcance, medibles, y colaboraciones interinstitucionales en materia de igualdad, de reconocimientos y aplicación de derechos y de sociedad equitativa.

*La autora es directora de Turismo del estado de Chihuahua.
Comentarios
hrs.

Nathalie Desplas es actualmente la Directora de Turismo del Estado de Chihuahua. Tiene un Doctorado en Ciencias Económicas con experticia en Economía Turística y estudios en varios países europeos y americanos.
Fue Profesora e Investigadora de Economía del Tecnológico de Monterrey, Profesora Invitada de Turismo en la Universidad Corvinus (Budapest, Hungría) y la Universidad de Nevada (Reno, EEUU), Conferencista Internacional en 15 países. Autora de 3 libros y de papers científicos. Premios y Reconocimientos Estatales, Nacionales e Internacionales.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas