El Tianguis Turístico de Mérida debería cancelarse

 
Carlos Velázquez
hrs.

Desde antes que se anunciara que el Tianguis Turístico de Mérida sería pospuesto por la crisis del Covid-19, aquí se planteó que la decisión no la debería de tomar la Secretaría de Turismo, sino que era una responsabilidad de las autoridades sanitarias.

Al final creció la presión de la sociedad en Mérida y el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, tomó la decisión de pedir que se cambiara la fecha.

Para llevarlo a cabo del 19 al 22 de septiembre, nuevamente las autoridades sanitarias tendrán un papel importante que jugar.

Publicidad
Publicidad

Aunque hay presión del gobierno federal por volver a la actividad cuanto antes, para acotar los enormes retos económicos, queda claro que no todas las ciudades y municipios del país abrirán al mismo tiempo.

También hay diversas predicciones, a partir de modelos matemáticos, sobre cuándo irá saliendo cada país de la pandemia.

Uno de ellas la hizo Jianxi Luo, de la Universidad de Tecnología y Diseño de Singapur, que anticipa el inicio de la salida de México el 10 de junio con un escenario de terminación de la pandemia para el 7 de septiembre.

Estados Unidos, el principal emisor de viajeros internacionales hacia México, lo hará entre el 15 de mayo y el cinco de septiembre y Canadá entre el 23 de mayo y el 21 de agosto.

Las autoridades sanitarias mexicanas tendrán que ir decidiendo en los siguientes cuatro meses, hasta cuántas personas se pueden reunir en un congreso o una feria y en qué lugares del país se podrán hacer, todo lo cual genera incertidumbre.

Otro reto para Mérida será la falta de conectividad aérea, pues se estima que en estos meses varias aerolíneas saldrán del mercado e Interjet parece que será la primera.

Pero además las aerolíneas que se mantengan, tendrán que focalizarse en sus mercados más rentables como son Cancún, la Ciudad de México, Los Cabos; pero no la capital yucateca.

Además, las primeras encuestas sobre turismo en Estados Unidos dicen que los cruceros y los viajes para asistir a ferias y congresos serán los últimos en reactivarse.

Eduardo Chaíllo, un reconocido consultor de la industria de reuniones, sostiene que sería factible hacer el Tianguis transformando su formato y diseño, con una parte presencial y otra digital.

Todo esto nos lleva a otro problema que será la falta de presupuesto de los participantes.

Un estado con una presencia limitada además del pago del stand, gasta unos tres millones de pesos en llevar a sus profesionales y promoverse entres sus clientes; pero hay otros que pueden gastar 10 o 15 millones.

¿Cuántos destinos lo seguirán haciendo, cuando las prioridades son otras y son muchas?

Por todo lo anterior una posición que podría ayudar a la industria, sería cancelar desde ahora el evento y pasarlo para el próximo año.

Como vimos anteriormente las autoridades federales de turismo seguramente querrán defender hasta el final el evento, aunque bajo ninguna perspectiva los resultados parezcan halagüeños.

hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas
X