El sector turismo baja y Sectur lo niega

 
Carlos Velázquez
hrs.

Carlos Mendoza, gobernador de Baja California Sur, encendió este martes un “foco amarillo” en su cuenta de Twitter sobre lo que está pasando con la actividad turística.

“El turismo comienza a resentir los efectos de la falta de inversión en promoción. El PIB turístico cayó en el primer trimestre de 2019 según el INEGI.

“Urge que la federación retome las acciones que nos permitan posicionar la marca México y sus destinos, incluyendo Baja California Sur”.

Además adjuntó otra nota del observatorio económico ¿Cómo vamos?, que básicamente reproducía el cuadro del INEGI, que reporta una baja de -0.1% respecto al trimestre previo y de -0.8% en comparación con el primer trimestre de 2018.

De hecho Julio Santaella, presidente del INEGI, dijo en un tweet más que el PIB turístico alcanzó un máximo en el primer trimestre de 2018 y desde entonces muestra una tendencia decreciente.

Fue entonces cuando Miguel Torruco, el titular de Turismo Federal, reaccionó por la misma vía y escribió que “la caída del PIB turístico de 0.8% se da porque en 2018 este incluyó el período vacacional de Semana Santa y Pascua”.

Una hipótesis poco creíble, porque el factor estacional sí tiene un impacto en la fotografía de la ocupación hotelera, pero difícilmente será de esa magnitud en la suma del valor de los bienes y servicios.

En todo caso el otro dato, la caída de -0.1% contra el último trimestre del año anterior, confirma que hay una tendencia a la baja pues se trata del trimestre que concentra la actividad turística de la temporada alta de invierno, contra un trimestre habitualmente flojo, salvo por las tres últimas semanas de diciembre.

Pero luego, Torruco sostuvo en otro tweet que: “los amparos que enfrenta los grandes proyectos de inversión pública del país, han retrasado los flujos de recursos que alenta la generación de empleo remunerado, conteniendo la demanda agregada total de bienes y servicios que genera el consumo turístico interno”.

Eso sí que es hablar de “tornillos” cuando el tema era la “música” o como dijo irónicamente una amiga, “quizá fue la respuesta correcta a otra pregunta”.

Esta semana la Facultad de Turismo de la Universidad Anáhuac liberó su Panorama de la Actividad Turística del segundo cuatrimestre del año y en este documento señala:

“En términos generales, los resultados obtenidos en el sector turístico mexicano durante los primeros cuatro meses del año, confirman un patrón de desaceleración y si bien en algunos casos existen resultados positivos, en otros casos se aprecian algunos comportamientos de decrecimiento”.

Por falta de espacio mañana se incluirán algunos detalles de este análisis, pero es inexplicable que un gobernador, el presidente del INEGI y una institución académica respetada hablen de una desaceleración del sector turismo y el titular de Sectur lo niegue.

El diagnóstico también es claro, pues lo que está detrás es la falta de promoción, la desaceleración económica y la falta de una estrategia de crisis para revertir la percepción injustificada de inseguridad en algunos destinos y sobre el impacto real de fenómenos naturales indeseables.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas