El primer Waldorf Astoria en México

 
Carlos Velázquez
hrs.

Los Cabos. ¿Cuántos bares en México venden más de un millón de dólares en champaña al año?

No es fácil saberlo, pero uno de ellos es el del Farallón, uno de los restaurantes más exclusivos y con precios más altos de este destino en Baja California Sur.

La historia de este lugar data de tiempo atrás, cuando don Manuel Díaz de Rivera (qepd) se asoció con un fondo de inversión de Chicago para fundar The Resort at Pedregal.

Un hotel que alguna vez operó con la marca Capella y que nunca alcanzó los altísimos estándares de los últimos años, como un hotel independiente que no llega a las 120 habitaciones.

Ubicado en una de las laderas montañosas de El Pedregal, la colonia residencial más exclusiva de Los Cabos, este hotel se encuentra muy cerca de la punta de la península de Baja California y está conectado al centro de la ciudad por un túnel oradado en la roca.

Su posición geográfica le da a los huéspedes una gran privacidad, pero además pueden llegar caminando en 10 minutos al centro de Cabo San Lucas.

Hoy es una leyenda en el mundo de la hotelería de Los Cabos, aunque en los años de Capella la relación entre los dueños y operadora no haya tersa, lo que cambió para bien en los años siguientes.

Cuando comenzó a operar de forma independiente Fernando Flores, un ingeniero que había llegado como mesero y terminó siendo gerente de Alimentos y Bebidas, se hizo cargo del hotel.

Su foco es la administración de los recursos humanos y con el apoyo de propietarios comprometidos con el personal, logró un nivel de servicio que les ha dado algunos de los premios más importantes de la industria.

Hoy es el hotel más laureado de Los Cabos, como en el pasado fueron Las Ventanas y el One & Only Palmilla, en la época del célebre Edward Steiner (qepd).

Una innovación de este equipo de profesionales, en donde ha tenido una participación importante Jorge Villarreal, fue haber habilitado seis experiencias para sus huéspedes con el nivel de servicio más alto.

Una visita al arco de piedra y un desayuno en la playa; una jornada de esnorqueleo en Cabo Pulmo; una caminata por la Sierra de la Laguna; una experiencia gastronómica en Todos Santos o un viaje a la Isla Espíritu Santo son grandes recorridos en Baja California Sur.

Hacer esto en vehículos lujosos, con el servicio personalizado y la gastronomía del hotel, han generado una gran demanda.

El cheque promedio de este hotel supera los mil dólares por persona por noche y hoy, en temporada baja de agosto, la ocupación supera 80 por ciento.

En esas vueltas de la vida, este hotel que de manera independiente está en los “cuernos de la luna”; dentro de cuatro semanas será el primer Waldorf Astoria en México.

Flores ve como otro gran paso para que siga creciendo un establecimiento que ya es uno de los mejores del mundo, conducido por un equipo en donde la mayoría son mexicanos.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas