El gran proyecto del Parque Central de Mazatlán

 
Carlos Velázquez
hrs.

Desde hace cuatro años, como consecuencia del resurgimiento de Mazatlán tras la inauguración de la carretera a Durango, Ernesto Coppel, presidente de la cadena de hoteles Pueblo Bonito, inició negociaciones para impulsar el proyecto del Parque Central.

Dice este empresario que busca dejar una herencia a la ciudad donde nació pues no tienen intereses económicos en la obra; aunque también acepta que se convertirá en un elemento que contribuirá al aumento de la plusvalía de esa plaza.

Al arranque un Museo de la Ciudad y el Acuario del Mar de Cortés, que será el más importante de América Latina, serán las principales obras del Parque.

Al frente de este proyecto hay un fideicomiso, Unión Mazatlán, cuyo director del proyecto es Guillermo Zerecero Velo, empresario que se dedica a la mercadotecnia y las relaciones públicas con su empresa Proyecta y que fue invitado por Coppel.

Coppel buscó el apoyo del anterior gobernador Mario López Valdez pero, como dice, ya tenía varios compromisos y no fue posible concretarlo.

En cambio se ha convertido es una prioridad para Quirino Ordaz, el gobernador actual, y ya fueron adquiridos los terrenos para su construcción a los hermanos Tellerías.

Se trata de una franja de 12 mil metros cuadrados que corre a espaldas de los hoteles que rente al malecón de Mazatlán, en pleno corazón de la ciudad.

El gobierno de Sinaloa ya gestionó recursos fiscales por más de 600 millones de pesos que serán empatados por la iniciativa privada.

En el grupo que encabeza Coppel, están también los empresarios Rodolfo Madero; Javier Lizárraga; Sergio Pelayo y Óscar Sánchez, entre otros.

El proyecto total está valuado en dos mil 800 millones de pesos y la primera etapa requerirá una inversión de entre mil 200 y mil 500 millones de pesos.

Para el desarrollo del Museo de la Ciudad fue contratada Marinela Servitje, fundadora del Museo del Papalote de la Ciudad de México y quien ha desarrollado otros importantes proyectos culturales en el país.

El director del proyecto arquitectónico será Fernando Romero, yerno del empresario Carlos Slim Helú quien junto con Norman Foster se está encargando del trazado del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Todavía no se ha decidido la empresa que se encargará de la administración del acuario, pero seguramente uno de los participantes en el concursos será Alejandro Nasta quien comanda el acuario de Plaza Carso en la CDMX.

Además fue seleccionada una empresa financiera de Boston, que ha desarrollado el plan de negocios de varios acuarios exitosos en el mundo, para que haga esa misma tarea en Mazatlán junto con la firma que hizo el acuario de Monterey Bay, en California.

Coppel sostiene que tanto el Museo como el Acuario influirán en los siguientes tres o cuatro años en la decisión de muchas familias mexicanas, para viajar a Mazatlán.

Un desarrollo en el que también visualiza una zona comercial elegante, con buenos restaurantes y una sala de cine Imax de 12 millones de dólares.

No hay vuelta atrás, sostiene, el Parque Central de Mazatlán será una realidad.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas