El fin del CPTM en el Día de los Inocentes

 
Carlos Velázquez
hrs.

Hoy es 28 de diciembre y si no fuera este 2018, en cualquier otro año la extinción del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), que dirige Glenda Argüelles, podría ser tomado como una broma propia del Día de los Inocentes.

Pero fundamentalmente no hay inocentes o culpables, sino que el CPTM estaba generando casi cinco mil millones de pesos para promover los destinos mexicanos y el nuevo gobierno de López Obrador consideró que era mejor destinarlos al Tren Maya.

¿Cómo se hará la promoción turística ahora?; ¿arrollará el tren a la gallina con bikini de los huevos de oro?

Esas respuestas son la que implícitamente Miguel Torruco, el Secretario de Turismo, ofreció responder el 15 de enero cuando lanzará la nueva estrategia de promoción turística sin CPTM y sin dinero público.

Durante la Junta de Gobierno que se llevó a cabo ayer jueves, Torruco también “regañó” a quienes han difundido que México es el sexto o séptimo receptor de turistas internacionales; siguiendo la metodología de la Organización Mundial del Turismo, pues dijo que ahora el dato relevante será el de los ingresos.

La reunión resultó un tanto desabrida, pues sólo hubo dos representantes de la iniciativa privada, Jorge Hernández, presidente de la Asociación Mexicana de Agentes de Viajes (AMAV), y Rafael García como presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles (AMHM), y de ellos sólo este último hizo un comentario sobre la relevancia de que siga habiendo promoción.

Las vacaciones de invierno jugaron a favor de los ausentes y no estuvieron otros habituales de la Junta como Pablo Azcárraga, Pablo González Carbonel y Luis Barrios dirigentes en el Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET).

A Torruco lo acompañaron sus subsecretarios Simón Levy y Rogelio Hernández Hadad; mientras que Argüelles, por su parte, informó que iniciará el proceso de cierre de las Oficinas de México en el Exterior (OME).

El país estará en la Feria Internacional de Turismo de España (Fitur) y también se mantendrá el Comité para el Tianguis Turístico de Acapulco.

La teoría dice que es autofinanciable, pero tendrá muchas restricciones presupuestarias comenzando con la pregunta de quién invitará a los compradores internacionales, pues eso les correspondía a las OME.

En la Junta también se aclaró que el presupuesto de alrededor de 590 millones de pesos que tendrá el CPTM para 2019, servirá para liquidar al personal conforme a derecho y para mantener la operación mientras se extingue el organismo.

Un proceso que en teoría debería terminarse en seis o siete meses, cuando también habrá que tomar decisiones respecto a los principales activos que son el edificio, las campañas y las marcas que tienen un valor de mercado relevante.

Así terminará una historia exitosa, pero no la necesidad inaplazable de seguir promoviendo los destinos de México.

Vacaciones. Esta columna inicia hoy una pausa para regresar el 10 de enero; con todo el entusiasmo para contar esta nueva etapa, en donde el país tiene el reto de conservar su liderazgo turístico.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas