El “efecto mariposa” en el turismo

 
Carlos Velázquez
hrs.

Dicen que el “conocimiento” y la “experiencia” fueron características fundamentales para invitar a los miembros del Consejo de Diplomacia Turística (CDT), aunque evidentemente la “teoría del caos” también estuvo presente.

Como ha sido patente en otras decisiones del gobierno actual, a la 4T le gusta el “efecto mariposa” en dónde un movimiento inicial casi imperceptible puede terminar provocando un huracán.

Basta con analizar algunas peculiaridades de la conformación del CDT y de quiénes lo integran, para afirmar que el camino por recorrer tiene elementos de incertidumbre.

Como es público, el Consejo deriva del convenio marco de cooperación entre la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y la Secretaría de Turismo (Sectur); mientras que el ya casi extinto Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) era una sociedad anónima de participación estatal mayoritaria con presupuesto propio.

De quienes se sentaron a la mesa en Relaciones Exteriores, además de los titulares de las secretarías, Marcelo Ebrard y Miguel Torruco; Ignacio Cabrera es el único funcionario con un puesto de director general y salario asignado.

Si fuera el secretario técnico del CDT, habrá que ver de dónde saldrá su estructura, pues en el gobierno federal no sólo está prohibido hacerlo, sino que incluso se sabe que viene un nuevo recorte.

Sobre los consejeros sorprende el perfil tan diferente de los asistentes, desde un pequeño empresario como Armando Bojórquez hasta uno muy grande como José Chapur, ambos a título personal y en igualdad de circunstancias.

O que hayan sido sentados Aeroméxico e Interjet, pero no el resto de las aerolíneas mexicanas relevantes, ni tampoco la Cámara Nacional de Aerotransporte (Canaero).

O incluso que estén los directores de los dos organismos de promoción turística más grandes de México, Darío Flota del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, y Rodrigo Esponda del Fideicomiso de Los Cabos, cuando los presidentes de sendos organismos son el gobernador Carlos Joaquín y el secretario de Turismo Luis Araiza, respectivamente.

Para no hablar de que hasta ahora Luis Alegre, el presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados, no tiene idea sobre cómo lograr que el CDT tenga un presupuesto público.

A esta teoría del caos turístico hay que añadir que el propio súper secretario Marcelo Ebrard, puede ser avasallado por las otras grandes nuevas tareas de su cartera como la Migración y mantener a flote el TMEC, a pesar de las reciente diferencias con Canadá.

Así es que es imprevisible lo que ocurrirá con el CDT ni cómo influirá positivamente en el turismo; así es que serán muy importantes estos meses para conocer los alcances del vuelo de la mariposa.

Divisadero

Comisiones. Sobre la polémica que se está gestando por las pretensiones de Booking para imponerle más comisiones a los hoteles por servicios extra; Best Day, la agencia de viajes por Internet que comanda Julián Balbuena, aclaró que no seguirá ese camino.

“…lejos de pretender afectar a nuestros socios comerciales, imponiendo esquemas de comisiones que dañen sus ingresos, reiteramos nuestro compromiso y lealtad con nuestro sector”, dijo en un comunicado.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas