El ángulo turístico del abogado de Duarte?

Periodico Viaje Carlos Velazquez
 
Carlos Velázquez
hrs.

Allí, mientras Rose prodigaba sus recursos como vendedora, Del Toro contó que dentro de unos meses abrirán también un restaurante con el chef Richard Sandoval, empresario que ha hecho un emporio gastronómico en Estados Unidos.

El domingo 16 de julio Marco Antonio del Toro compartía con el autor de este espacio sus planes para seguirle apostando al éxito turístico de Todos Santos, en Baja California Sur.

Su compañera Rose Ramírez, es una exitosa emprendedora que montó hace años la tienda de souvenirs del Hotel California, cuyos propietarios hoy están enredados en una demanda que les fincó el famoso grupo de rock Eagles.

Los dueños dejaron creer que el establecimiento, que nació hace décadas con ese nombre, era el mismo de la emblemática canción del grupo estadunidense y después ganaron dinero haciendo mercadotecnia.

Muchos elementos coincidían, como el tañir de las campanas de la iglesia, pues la Misión de Todos Santos está en la esquina; las “colitas” de mariguana que se cultivaban y seguramente se siguen cultivando en la sierra; el ambiente misterioso.

El hotel tiene gran éxito, hoy es un atractivo icónico del lugar; pero, como no hay felicidad completa, ahora a los músicos quieren una fuerte suma por, desde su punto de vista, haberse aprovechado indebidamente de sus derechos de autor.

Ramírez, por su parte, abrió recientemente una boutique vanguardista que se llama Bésame Mucho, nombre registrado legalmente en un rubro distinto a la también célebre canción de Consuelito Velázquez.

Ya es una de las primeras en ofrecer artesanía original en un destino cada vez más visitado, donde la mayoría de sus competidores siguen vendiendo baratijas.

Allí, mientras Rose prodigaba sus recursos como vendedora, Del Toro contó que dentro de unos meses abrirán también un restaurante con el chef Richard Sandoval, empresario que ha hecho un emporio gastronómico en Estados Unidos.

Una cosa llevó a la otra y resultó que la actividad principal de este interlocutor era ser abogado penalista y que llevaba el caso de “La Maestra”, es decir, de Elba Esther Gordillo.

“Es inminente que logremos que vaya a su casa con arresto domiciliario, allí estará más cómoda”, sostuvo.

E inmediatamente después, dijo: “Ya nos contrataron para llevar el caso de Javier Duarte y la Procuraduría General de la República armó muy mal el caso, ya encontramos muchas fallas técnicas, de los más de mil millones que le imputan, sólo tienen detalles sobre 38”.

Al día siguiente de esta historia Duarte fue extraditado de Guatemala a México y, como es público, en el primer round Del Toro puso contra las cuerdas a la parte acusadora.

El fin de semana la PGR logró vincular a proceso al exgobernador veracruzano, quien permanecerá en la cárcel al menos durante seis meses, mientras las autoridades siguen recopilando pruebas.

Lo que no contradice las aseveraciones de Del Toro, quien en aquella charla informal explicó también que su despacho había sido contratado porque, técnicamente, es uno de los mejores de México.

Tenemos un equipo revisando minuciosamente el caso legal, a nosotros no nos toca valorarlo desde un punto de vista ético, planteó el abogado.

Técnicamente está muy mal armada la denuncia, refrendó, y como experto en derecho estoy seguro de que vamos a ganar.

Realmente lo dijo con gran vehemencia.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X