Dueños de hoteles ven inicio de recuperación

 
Carlos Velázquez
hrs.

CANCÚN.— Nunca antes el turismo había tenido una crisis de 14 meses antes de que surgieran luces de recuperación, pero algunos empresarios que asistieron a la Cumbre del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) coinciden en que lo peor ya pasó.

José Chapur, por ejemplo, propietario del Hotel Moon Palace, donde se realizó este primer evento presencial de relevancia sobre turismo tras el inicio de la pandemia, compartió que en abril y mayo ya trae reservaciones comparables a las de esos meses de 2019.

La tarifa es otra historia y allí Alejandro Zozaya, presidente ejecutivo de Apple Leisure Group, sostiene que las tarifas todavía están 15-20% debajo, un monto aparentemente manejable, pero que pone en riesgo con los márgenes con los que opera esa cadena en un mercado cada vez más competido.

Una historia interesante es la de Carlos Berdegué, presidente del Grupo El Cid, cuyos hoteles van a llegar este año a las 2,000 habitaciones, en plazas tan disímbolas como Mazatlán, Puerto Morelos y Cozumel.

Para este empresario, el internet le ha quitado valor a las grandes marcas hoteleras como IHG, Marriott o Hilton, pues cada vez hay más opciones de reservaciones que compiten con los sistemas de estas firmas.

En cambio, operar con ellas les quita velocidad de respuesta, generan exceso de personal y, además, terminan cobrándole al propietario comisiones por una variedad de rubros que se vuelven muy onerosas.

Cuando inició la pandemia, Berdegué y su equipo corporativo tomaron varias decisiones: hicieron efectivas sus líneas de crédito, cerraron partes de los hoteles, bajaron los costos y recortaron los salarios a la mitad.

Esto en un tiempo récord, de tal manera que esa empresa familiar se quedó bien armada para resistir los embates de la pandemia.

Si en algo se equivocó, relata ahora, fue en haber considerado que la propiedad en Cozumel sería la última en recuperarse; cuando finalmente consintió reabrir, fue la que mejor porcentaje de ocupación ha tenido y también la que está registrando la mayor recuperación de la tarifa.

Los viajeros están buscando sitios abiertos, donde la naturaleza sea un atractivo importante y también aquellos que les ofrecen una garantía de bioseguridad y en esta isla se han controlado de manera relevante los contagios.

Berdegué, segunda generación de hoteleros y quien ha vivido otras crisis, dice que lo más impresionante de ésta ha sido el compromiso de los colaboradores, aunque tuvieron reducciones importantes de sus ingresos, todos confiaron en que los propietarios estaban haciendo lo correcto.

Así es que ahora ya se están recuperando, pues, efectivamente, le están dando vuelta a la crisis.

Claro que hay factores exógenos que salen del control de los administradores y ahora es previsible que crecerá la competencia y que los destinos mexicanos podrían resentir como nunca el cierre del Consejo de Promoción Turística.

Hay destinos como Hawái, que ya tienen 200 millones de dólares listos para una campaña de regreso, y países como Turquía, que ya también se está preparando para recuperar a los viajeros que perdieron por covid-19.

La historia no ha terminado, pero hay más confianza que miedo.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas