Directivos de aerolíneas sin interlocutor en la Sectur

 
Alonso Gordoa
hrs.

Si la secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, ha mostrado tener un enfoque claramente político, “a nivel de cancha”, para ponerlo en términos futbolísticos, algunos de sus colaboradores podrían resolver ciertos temas que generarían una mejor relación con los actores relevantes de este sector.

Un ejemplo es el asunto de la conectividad aérea, que resulta crucial para propiciar la llegada de los viajeros.

En ese ámbito surgen situaciones operativas que, si se tratara de una microempresa, sólo serían graves para los dueños; aunque por la naturaleza del negocio, en el caso de las aerolíneas involucran frecuentemente cientos de miles y hasta millones de pesos.

También es cierto que la anterior titular de la Sectur sobrerreaccionó al asunto y le compartió su id de BlackBerry a todos los agentes de viajes en línea y tradicionales, operadores, globalizadores, touroperadores, directores de aerolíneas, secretarios estatales de turismo, transportistas, desarrolladores, inversionistas y un largo etcétera de actores del ramo.

Mismos que ahora se sienten aislados, cuando sólo falta un interlocutor con poder de decisión en la Sectur.

Desde el inicio de este sexenio ellos notaron el cambio y son realmente muy pocos los que hablan regularmente con Ruiz Massieu.

En el caso de las aerolíneas, la Sectur siempre ha sido la cara amable y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, cuyo titular es Gerardo Ruiz Esparza, la autoridad dura.

Ahora los directores de aerolíneas relevantes para México, como American Airlines, Air France y otras más incluso mexicanas, están desconcertados no sólo porque carecen de acceso a la Secretaría, sino debido a que nadie los apoya para resolver varios problemas.

El tema de la aviación es responsabilidad directa del subsecretario de Planeación, Salvador Sánchez, quien podría resolver situaciones como por ejemplo adeudos fiscales a las aerolíneas, ineficacias y abusos de las autoridades migratorias, decisiones equivocadas de los directivos de los aeropuertos y muchas más.

Lograr una buena relación con estas compañías no sólo es lógico, sino una base de la que habría que partir para aumentar la conectividad aérea.

Divisadero

Greenpeace. Si la imagen que le encanta a la mayoría de la gente sobre Greenpeace es la de un grupo de activistas acuáticos evitando horrores como la caza de ballenas, ahora resulta que en el terreno financiero son unos iletrados.

La Organización No Gubernamental reconoció ayer haber perdido 5.2 millones de dólares por operaciones equivocadas en el mercado de divisas.

Esto reducirá su capacidad de evitar atentados contra el medio ambiente, pero también frenará algunas campañas abusivas ondeando su bandera verde.

Hilton. Será hoy cuando se hará la inauguración de Hilton Santa Fe, donde además del CEO, Chris Nassetta, estará Danny Hughes, VP de Operaciones para México, Caribe y América Latina.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas