Deja CTS Virtuoso y busca con Signature turistas de lujo

 
Redacción
hrs.

Hace poco más de un lustro, la Organización Mundial del Turismo (OMT), cuyo secretario general es **Taleb Rifai**, planteó que los viajeros iban, sobre todo, en busca de “experiencias”, lo que ha tenido repercusiones importantes en la mercadotecnia de los viajes.

Ahora una nueva palabra está llamando la atención de las empresas turísticas a nivel global y se trata de “lujo”, es decir, uno de los segmentos que más está creciendo.

Claro que el lujo, salvo casos muy contados como el de los países de Medio Oriente, no tiene que ver con limusinas, llaves de oro y habitaciones recargadas, sino con experiencias que muy pocos pueden llevar a cabo.

Ese costo elevado no sólo deriva de ir a lugares intrincados para los que hace falta un helicóptero, sino incluso realizar una caminata por un lugar peligroso, pero acompañado por un guía personal, o jugar unas rondas de golf apoyados por un profesional.

La palabra “lujo” significa “lo que no es necesario”, pero hoy existe un nicho de mercado muy rentable de personas que no tiene tiempo, o vitalidad, pero sí el dinero necesario para cumplir esos deseos.

Es en este contexto que Corporate Travel Services (CTS), empresa que comanda **José Luis Castro**, acaba de lanzar una nueva unidad de negocios, enfocada al turismo de lujo.

Ello implicó, para comenzar, que CTS se saliera de Virtuoso, cadena de agencias de lujo que dirige **Matthew Upchurch** y de la que era uno de sus clientes importantes en México.

Ahora, la compañía global con la que trabajará se llama Signature, que si bien no tiene una marca tan posicionada, como la anterior, está ganando espacio gracias a sus negociaciones.

Como sucede con las sucursales bancarias enfocadas al llamado “nicho patrimonial”, Castro eligió para el concepto de Emotions un inmueble en las Lomas para que la experiencia arranque desde la contratación misma del viaje.

CTS ha fichado también a profesionales importantes de los viajes y hace un mes nombró a **José Manuel Diaz de Rivera** como vicepresidente comercial y para Emotions se trajo a **Karla Cabiada**,
excountry manager para México de The Leading Hotels of the World, una experta en viajes de lujo.

Los estadunidenses dirían que CTS está trabajando en el concepto de one stop shop, es decir, un centro comercial para todos los gustos y necesidades, incluyendo viajes corporativos, de placer, para grupos, de lujo, cruceros y demás.

**DIVISADERO**

Política aérea. Ahora resulta que **Sergio Allard**, director ejecutivo de Talento y Relaciones Institucionales de Aeroméxico, se está convirtiendo en todo un político de la aviación.

Luego de que le daba la vuelta a ser el presidente de la Cámara Nacional de Aerotransporte (Canaero), hoy no sólo ha recuperado las buenas relaciones con la Secretaría de Turismo y el Consejo Nacional de Empresarios Turísticos (CNET).

Y es que ahora también fue nombrado vicepresidente del Consejo Mexicano del Transporte, en el que están los “tiburones” de las camioneras, que ven a los aviones como si fueran de juguete.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas