X
Darío Flota, seis años al frente del CPTQ | Periódico Viaje

Darío Flota, seis años al frente del CPTQ

 
Carlos Velázquez
hrs.

Darío Flota cierra hoy un ciclo profesional como primer director del Consejo de Pro­moción Turístico de Quintana Roo (CPTQ) y lo hace después de que, junto con el sello de safe travel, del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC), fueron sus negociaciones con las aerolíneas las que permitieron que su estado se recuperara en tiempo récord de la crisis de covid-19.



En su lugar llega Javier Aranda, otro pro­fesional de los viajes, quien fue director del Consejo de Promo­ción Turística de México en Eu­ropa y también extitular de los fideicomisos de turismo de Ri­viera Maya y Vallarta.

Un “viejo lobo de mar” que conoce a detalle los procesos de promoción turística y que confirma que la gobernado­ra entrante, Mara Lezama, no hará pruebas raras con la acti­vidad de la que depende 70% de la economía de Quintana Roo.

También, que los quintanarroenses ten­drán “mano”, pues por allí hubo algunos apuntados detrás del puesto; como Marc Murphy, extitular del Fideicomiso de Rivie­ra Nayarit.

Lezama también está dando señales de que desea conocer las mejores prácticas en otras latitudes y anteayer invitó a Rodrigo Esponda, titular del Fideicomiso de Turismo de Los Cabos (Fiturca), para conocer su ges­tión en el principal destino de lujo en el país.

Tomar decisiones poniendo por delante el negocio; dialogar con y no imponerse a los empresarios y la transparencia, fueron tres claves que puso Esponda sobre la mesa.

Lezama tiene un reto, pues hay muchos intereses en torno al turismo de un estado con más de 130 mil cuartos hoteleros; co­menzando con el de Miguel Torruco, ti­tular de Turismo federal, quien presionó a Flota para que entregara la participación de Quintana Roo en las ferias internacionales a su concesionario, que es CREA.

Como las cifras no daban y siempre era más caro y con menos ventajas hacerlo con el gobierno federal, Flota defendió la pre­sencia independiente del Caribe mexicano y Torruco siempre se quejó de Flota, tanto con el gobernador saliente como ahora con el entrante.

El director saliente del CPTQ ya dejó con­tratados los pabellones del Caribe mexica­no para la World Travel Market de Londres y para la Feria Internacional de Turismo de España.

Las siguientes le tocarán a Aranda, pero quienes lo co­nocen saben que una de sus características es que utiliza los recursos para dar resulta­dos, lo que no necesariamen­te está alineado a las gestiones políticas.

Si lo que pretende Torruco es engrosarle el negocio a CREA o subsidiar a otros desti­nos, quizá se lleve una segunda sorpresa.

Un aspecto poco afortunado es que Flota no supo, con más anticipación, de su salida, pues hasta hace apenas unos días seguía la posibilidad de que se mantuviera, por lo me­nos, por un periodo de transición.

Con el intenso señor Torruco machacando en que Flota era un factor negativo en la rela­ción con Quintana Roo, no sería extraño que uno de los elementos de su salida haya sido evitar tensiones al inicio del nuevo gobierno.

Lezama, como presidenta municipal de Cancún, ya antes rompió su relación con Gloria Torruco de O’Farrill, la hija de Miguel, después de que la había invitado a encabezar la oficina de Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Así es que, a partir del lunes, una gobernado­ra y un equipo nuevo seguirán escribiendo la historia del turismo en Quintana Roo.



hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas