Daniel Chávez prepara su discurso para el Tianguis

 
Carlos Velázquez
hrs.

Si el Tianguis Turístico de Mérida se realiza según lo previsto, el orador del sector privado en la ceremonia principal será Daniel Chávez, el fundador de Grupo Vidanta.

El año pasado Miguel Torruco, el secretario de Turismo, optó por Luis Barrios, el presidente de la Cadena de Hoteles de bajo costo City Express.

Lo hizo por la buena relación que hay entre ellos y porque confió en su capacidad de persuasión; para que el presidente López Obrador le regresara a la promoción turística al menos dos mil de los seis mil millones que había perdido con la liquidación del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM).

Torruco leyó y palomeó el discurso antes de que Barrios lo pronunciara ante el mandatario y el resultado fue un monumental fracaso; pues el tabasqueño simplemente dijo que él ya le daba mucho al turismo con el Tren Maya y todo lo que haría para transformar los infiernos de miseria cercanos a algunos destinos paradisíacos.

Chávez es seguramente el empresario turístico más exitoso de México, un genio de los tiempos compartidos que revolucionó este negocio en el mundo.

Su historia comenzó con unas casas en Mazatlán que acondicionó con muebles prestados para promoverlas y de la nada edificó un emporio de miles de cuartos, campos de golf, un parque que está casi terminando, la concesión del Cirque du Soleil y su alianza con Hakkasan.

El concepto más visionario de su negocio es que supo leer las emociones humanas y creó un multinivel de tiempos compartidos, en donde cada año sus clientes descubren que hay un concepto más lujoso que puede ser intercambiado por el suyo pagando diferencias de precios.

Así que de un tiempo compartido básico, un cliente de Vidanta puede llegar al cabo de los años a vacacionar en suites lujosísimas aunque ninguno habrá sido de su propiedad.

López Obrador lo escogió como uno de sus asesores notables de la iniciativa privada y fue uno de los poquísimos invitados a su casita de Tlalpan cuando ganó las elecciones.

Sin embargo, y a diferencia de la mayoría de sus otros consejeros, Chávez nunca ha hecho negocios con el gobierno.

Además es un viejo aliado de Torruco, pues por diferencias de hace muchos años con la familia Azcárraga, dueños de Grupo Posadas, mantuvo distancia con el Consejo Nacional Empresarial Turístico.

De hecho él financió la Confederación Nacional Turística como le puso Torruco a una AC con la que hizo política.

Así es que sin duda será muy interesante lo que dirá Chávez, pues no repetirá la historia de pedir recursos públicos para la promoción.

Hoy el turismo enfrenta grandes retos como el nuevo coronavirus, la economía que no crece, el aeropuerto saturado de la CDMX y algunos temas añadidos como la potencial desaparición de los fines de semana largos. En momentos como éste puede resultar particularmente valiosa la visión de un empresario que ha sabido ver las oportunidades fuera de la caja y que es respetado, temido o envidiado por la mayoría de sus competidores.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas