Cuando el mundo sobrevivió y Best Day ganó mercado

 
Alonso Gordoa
hrs.

Hoy que está en marcha el que seguramente será el mejor año de la historia para el turismo mexicano, ya pocos se acuerdan de aquel Tianguis Turístico de Acapulco de 2009 cuando se derrumbó el mercado, vino la nueva influenza y además tembló.

En cambio **Miguel Ortiz**, socio y director general de Best Day, la agencia de viajes por internet más grande de México, tiene esa fecha muy presente ya que marcó un antes y un después en el desempeño de esta compañía radicada en Cancún.

La expectativa, refiere, era apocalíptica pues precisamente durante los días del Tianguis el entonces presidente **Felipe Calderón** había reconocido la aparición de un nuevo virus, que iba a acabar con la especie humana “como moscas atacadas por flit”.

Fue con ese estado de ánimo, y precisamente minutos después de que ocurriera el temblor, cuando recibió una llamada de **Alejandro Zozaya**, entonces director general de AM Resorts y hoy del corporativo de Apple Leasure Group.

“¿Tienes un momento para que nos reunamos?”, le dijo, y cuenta que la pregunta le pareció casi una broma, pues él consideraba que el mundo estaba cerca de llegar a su fin.

Así es que llegó al encuentro con él y otros colaboradores de Zozaya, como **Yarla Covarrubias**, y resultó que el primero estaba reconociendo que su exitoso grupo no sabía cómo venderle por internet a los viajeros mexicanos.

En Estados Unidos el negocio caminaba muy bien, pero en México las ventas nada más no marchaban.

Ortiz vivió entonces una especie de revelación y en unos cuantos minutos negoció que Best Day se convirtiera en la solución tecnológica de ventas, incluidos los paquetes a meses sin intereses de esa cadena de hoteles.

Apenas habían pasado algunas horas cuando recibió otra llamada, era de **Roberto Velázquez**, entonces director de internet del Consejo de Promoción Turística de México, quien le propuso que Best Day fuera la solución tecnológica para la venta de viajes del sitio visitmexico.com en el mercado nacional.

Lo mejor de todo esto fue que el mundo no se acabó y que mientras los ejecutivos estadunidenses de empresas como Expedia y Travelocity habían puesto “pies en polvorosa”, la gente de Best Day había cerrado algunos de los negocios con más futuro de su historia.

Como todos sabemos el mundo no fue víctima de una pandemia, y México tampoco, pues el virus del AH1N1 resultó menos letal de lo que muchos suponían.

Desde su nacimiento, cuando **Fernando García Zalvidea** tuvo la visión de apostarle sus “canicas” a una agencia de viajes por internet, Best Day le ofreció soluciones tecnológicas a varias empresas turísticas; una actividad que hoy representa 30% de su negocio y ese nivel de ingreso se gestó aquel año en Acapulco.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas