Cuando el destino nos comienza a alcanzar

 
Carlos Velázquez
hrs.

Hasta hoy sólo eran pronósticos, avisos de especialistas que anticipaban riesgos y que, según la visión de algunos nuevos funcionarios, eran comentarios negativos con segundas intenciones.

Pero la realidad es la mejor novelista y ya se está escribiendo una nueva historia donde los “jinetes del apocalipsis turístico” se disponen a cabalgar otra vez.

Una señal ocurrió cuando la agencia de noticias AP de Estados Unidos “posteó” que el sábado 15 de febrero hubo una balacera en la que murieron cinco personas en el bar La Kuka de Benito Juárez-Cancún, a seis kilómetros de la zona hotelera.

Como sucede en estos casos, la nota iba “aderezada” con opiniones que dicen que la violencia va en aumento en México.

Cuando algunos agentes de viajes comenzaron a recibir las llamadas de sus clientes, marcaron como estaban acostumbrados a sus contactos del Consejo de Promoción Turística (CPTM) pero estos ya fueron liquidados y los manuales de crisis reposan en cajas de cartón.

El Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo tiene una agencia de relaciones públicas en EU, MSL, a quien conocen los clientes de la entidad; pero no aquellos profesionales que no tienen su foco de negocio en el Caribe Mexicano.

Durante años se desarrolló una estrategia para responder a estos casos, para contextualizar la información y para tener los contactos adecuados en las oficinas correctas de los destinos. Todo eso se perdió.

El segundo párrafo de la novela se escribió a finales de la semana, cuando Asur, exitosa empresa aeroportuaria de Fernando Chico Pardo, reportó que por primera vez en siete años que la llegada de viajeros a la “joya de su corona”, la terminal aérea de Cancún, cayó dos por ciento.

Los destinos turísticos de Quintana Roo parecen imbatibles, cuando baja el crecimiento de la llegada de estadounidenses ya están formados viajeros de otras latitudes; pero ahora ya hubo un dato preocupante en plena temporada de invierno.

La trama comienza a escribirse por la tierra líder del turismo, pero ningún destino está exento y si no hay una reacción expedita, esta historia se irá poniendo truculenta y ya sabemos que las más populares tienen mucha acción y muchos momentos complicados.

Divisadero

Tras los reflectores. Rubén Muñoz Álvarez, alcalde de La Paz, no perdió el tiempo y salió corriendo a declarar que en menos de cuatro meses los funcionarios de Morena ya habían conseguido inversiones para construir un par de hoteles, uno de ellos un Hilton Garden Inn.

Concretamente se refirió al Grupo Fortem, ligado a una CKD, que comanda Miguel Sánchez Navarro.

Sin embargo Alex Mai, ejecutivo de Hilton encargado de esta operación, informó que se trata de un proyecto en análisis que va bien pero que no se ha cerrado.

Así es que el novel presidente municipal podría ir aprendiendo que en el mundo de los negocios es importante ser discreto pues, a veces, “del plato a la boca se cae la sopa”.

Chetumal. Miguel Torruco, titular de Turismo federal, anunció que en 40 días ya despachará en la capital de Quintana Roo.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas