Cómo pueden tener éxito los cruceros en el Mar de Cortés

 
Carlos Velázquez
hrs.

La Paz. Arturo Musi, presidente de la Asociación Mexicana de Cruceros, lleva años viviendo en esta ciudad y tiene una larga relación con Víctor Castro, gobernador electo de Baja California Sur; así es que no le sorprendió cuando propuso una paraestatal de cruceros para el Mar de Cortés.

Cuentan acá que cuando Castro fue presidente municipal de La Paz, tenía en su despacho una foto del Che Guevara y que antes había acompañado a Andrés Manuel López Obrador a tomar a patadas y mentadas el presidium de la Cámara de Diputados.

Dicho lo anterior, también es descrito como un político simpático y dicharachero dispuesto a dialogar.

Así es que en la ya muy comentada reunión de Castro y el gobernador electo de Sinaloa, Rubén Rocha, con Michelle Page, la presidenta de la Asociación de Cruceros de Florida y el Caribe (FCCA en inglés), nadie se alborotó cuando hablaron de la paraestatal.

Mejor Musi y Page ofrecieron sus mejores oficios para promover que las navieras desarrollaran rutas por el Mar de Cortés, si los gobiernos estatales invertían en desarrollo de infraestructura portuaria, es decir en muelles y en terminales.

Ni Castro ni Rocha respondieron que no, así es que la plática podría tener algunos resultados positivos para el turismo del Noroeste de México.

En realidad no hay que inventar el hilo negro, sino analizar los casos de éxito en destinos naturalmente frágiles, como Alaska y las Islas Galápagos en donde hay una intensa actividad de cruceros.

El Mar de Cortés también es un destino natural frágil, con varias áreas naturales protegidas y no es imaginable que por allí transiten grandes barcos haciendo fiestas a bordo y jugando a la ruleta, como sí sucede en el Caribe y el Mediterráneo.

Además del tema medio ambiental, no hay ni Barcelonas, ni Ibizas, ni Nassaus, ni St. Thomas para que un mundo de personas desembarque bailando; lo que hay en torno al Mar de Cortés son naturaleza, paisajes espectaculares, poblaciones históricas y algunas ciudades medianas y atractivas como La Paz y Mazatlán.

Desarrollar infraestructura y animar a las navieras para llegar a los públicos correctos con sus marcas adecuadas y sus sistemas de reservaciones, podría mejorar la vida de muchos habitantes de la zona.

Entonces no hay que desacreditar la idea de los cruceros, sino hacerla viable; veremos qué pasa de aquí a seis años. (Covid-19, mediante)

Divisadero

Puro susto. Ayer por la tarde la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, que preside Roberto Cintrón, emitió un comunicado para informar que esos destinos siguen operando y de pie tras el paso del huracán Grace.

Afortunadamente el asunto quedó en mucha agua, árboles caídos y algunas horas sin luz.

Seguros de viajes. Otras de las ganadoras con la pandemia, han sido las empresas que ofrecen seguros para viajeros.

Para Universal Assistance, cuyo CEO es Fernando García Ruiz, la demanda se ha duplicado y en algunos casos triplicado, así es que ahora está relanzando su App de Asistencia Médica Móvil para iniciar el servicio desde el celular.

Fe de erratas. En Veranda del miércoles pasado afirmé erróneamente que Alejandro Zozaya había pasado de director de Alimentos y Bebidas de Grupo Posadas a fundar AMResorts cuando en realidad era vicepresidente Comercial; además su orfanato no está en Belice sino en Honduras.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas