CIE un mal momento para vender

 
Carlos Velázquez
hrs.

Las actividades más dañadas por la pandemia del Covid-19 son la hotelería y los servicios turísticos; la aviación; la explotación y venta de energéticos; la industria de reuniones y el entretenimiento en estadios y foros para audiencias masivas.

En este último renglón una de las empresas más importantes de México es la Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), que comanda Alejandro Soberón.

La semana pasada este empresario acompañó en un evento público a Claudia Sheinbaum, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, quien inauguró la primera fase de la Unidad Médica Temporal de Covid-19 en el Centro City Banamex.

Publicidad
Publicidad

Un espacio con 854 camas de hospitalización, incluyendo 36 de terapia intermedia, cuyo propósito será quitarle presión a los hospitales públicos, cuando los pacientes no estén en fase crítica o lleguen al periodo de recuperación.

Un esfuerzo en el que participaron 16 empresas y fundaciones, incluyendo a la exitosa CIE que no sólo es propietaria del inmueble, sino que además como negocio está siendo afectada por el nuevo coronavirus.

Como es público, primero Televisa y después CIE anunciaron la venta de lo que sería 51% de sus acciones, todas las de Televisa y 11% de las de Soberón que incluye empresas como Logro y La Carta de OCESA, siendo el comprador Life Nation.

La operación que se dio a conocer el año pasado, no se ha cerrado porque falta el permiso de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), que preside Alejandra Palacios.

Claro que en medio de la pandemia han pasado muchas cosas, entre ellas que el precio de las acciones de Life Nation ha perdido hasta 80% su valor en Estados Unidos; no obstante que es la mayor empresa de entretenimiento del mundo en su tipo, propietaria global de Ticketmaster.

Todavía es imposible saber cómo esta crisis impactará al final de la historia a empresas como Life Nation u Ocesa  ni qué tan profundo o no será el golpe.

Hay quienes piensan, por ejemplo, que cuando termine el encierro habrá millones de personas queriendo regresar a los grandes espectáculos.

Pero hoy en México, ni siquiera es un hecho que se llevará a cabo el Tianguis de Mérida pues, incluso cuando hubiera compradores deseosos de volar a esa ciudad, la primera razón que adujo ¡Las Vegas!, para no celebrar el IPW, la feria de turismo de Estados Unidos, fue la falta de conectividad aérea.

Como también está en entre dicho la Fórmula 1 de la CDMX; comenzando porque incluso el autódromo de los Hermanos Rodríguez está considerado para entrar en una potencial segunda etapa, en caso de que se llegara a saturar la Unidad Médica del Centro City Banamex.

Es factible, por otra parte, que de todas esas empresas que han sido dañadas severamente por el nuevo coronavirus; una de las primeras que estará en una posibilidad seria de plantear una estrategia de recuperación será CIE.

Una organización que por sí misma deberá  protagonizar una gran historia de regreso a los negocios, para recuperarse del que seguramente será el mayor reto desde su fundación.

Comentarios

hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas
X