X
Carlos Joaquín y el proceso de transición en la Sectur | Periódico Viaje

Carlos Joaquín y el proceso de transición en la Sectur

 
Alonso Gordoa
hrs.

Cuatro días después de que dejó la presidencia de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados, **Carlos Joaquín** fue nombrado por el presidente electo, **Enrique Peña**, como el responsable de la transición en materia de turismo.



Se trata de un reconocimiento a la importancia de esta actividad en Quintana Roo, de donde es oriundo el ex legislador, pero también es evidente el peso de su hermano, **Pedro Joaquín Codwell**, el presidente del PRI.

Carlos Joaquín contendió internamente contra **Roberto Borge** por la candidatura a gobernador de Quintana Roo por el PRI y se impuso el segundo, apoyado por el grupo político del ahora senador **Félix González Canto**.

Joaquín y Borge son de Cozumel y los ex compañeros legisladores del primero recuerdan cómo, con toda sinceridad, manifestó su desazón por no haber ganado la candidatura a gobernador.

Después ambos políticos han mantenido contactos y nexos, que serán importantes en el futuro.

Joaquín es un personaje conciliador y considera que lo primero que debe hacerse es escuchar a todos los actores turísticos relevantes, como empresarios, dirigentes y académicos, para armar un Plan Nacional de Turismo que acelere el crecimiento del sector.

En el pasado otros responsables del ramo turístico en los equipos de transición no han sido nombrados secretarios del ramo y el caso más reciente es el de **Eduardo Barroso**, quien ocupó la Subsecretaría de Operación siendo **Leticia Navarro** secretaria designada.

Tampoco es que la participación de Joaquín en el equipo de transición lo descarte, pero en cualquier escenario seguramente será un actor importante en el sector turismo cuando Enrique Peña sea presidente.

#Divisadero

El capítulo destinado al Turismo en el Sexto Informe de Gobierno de **Felipe Calderón** muestra un panorama de recuperación, pero también es un cúmulo de datos que necesitan de una ponderación más justa.

Un ejemplo es el último registro de los avances del Acuerdo Nacional por el Turismo, sobre el que reporta una concreción de 76% en las 66 acciones que son competencia exclusiva del gobierno federal y de 64% para el conjunto del acuerdo.

El dato que no está es el del magro avance al margen del gobierno, con un cumplimiento de apenas 50 por ciento.

Tampoco están separadas las medidas de alto impacto del resto, cuando son las primeras aquéllas que tienen el potencial de marcar un cambio relevante en la marcha del sector.

La “cereza del pastel” es un pronóstico, en los indicadores estadísticos, que anticipa un ingreso anual de divisas turísticas de 17 mil millones de dólares en 2012, contra 11 mil 869 del año pasado, con un aumento de 43% cuando, por decir algo, la Universidad Anáhuac y el Consejo Nacional Empresarial Turístico pronostican que será de tres por ciento.



hrs.
Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas