Big Data y la industria del Turismo

 
Alonso Gordoa
hrs.

Recientemente el concepto de “Big Data” ha generado muchas expectativas y gran interés. Haciendo una búsqueda por estas palabras en google, se obtienen 1,600 millones de resultados, al consultarlo en http://google.com/trends , se observa que el interés por este término se ha duplicado en el último año y que los cinco países en donde más se consulta son: India con un índice de volumen de búsqueda de 100, Corea del Sur 69, Singapur 62, Estados Unidos 41 y Hong Kong 40; México aparece con un lejano 5.

El Big Data puede definirse como la capacidad de administrar grandes cantidades de datos a una velocidad que permita el análisis en tiempo real para poder emprender acciones a partir de los resultados. Los elementos más relevantes relacionados con “Big Data” son el volumen (grandes cantidades de datos), la velocidad (que tan rápido pueden procesarse) y la variedad (los diferentes orígenes de los datos).

Para entender de dónde vienen estas grandes cantidades de datos, piense que está en un algún café, con una tablet comprando un boleto para un concierto. Los sistemas que podrían estar involucrados, saben qué dispositivo utiliza, que tipo de búsquedas le permitieron llegar a la página en donde va a comprar el boleto o si algún anuncio desplegado en respuesta a su comportamiento de navegación tuvo algo que ver; el GPS permitirá conocer su ubicación, con lo que se puede saber las condiciones del clima, las tendencias en las noticias y las características del tránsito.

La tarjeta de crédito ha dejado rastros de qué tipo de restaurantes frecuenta, que consume en el supermercado, cuánto gasta al mes y un largo etcétera.

De acuerdo con EMC2, una de las principales empresas globales de consultoría y servicios de TI, la cantidad de información en el universo digital se duplica cada dos años y actualmente crece a un ritmo de más de 7,600 petabytes por día. Un CD puede almacenar 700 Megabytes (MB), un Gigabyte (GB) son mil MB, un Terabyte (TB) mil GB y un Petabyte (PB) mil TB. En la actualidad menos del uno por ciento de estos datos son analizados.

Hacer cualquier análisis de Facebook, con sus 1,100 millones de usuarios, de los cuales 750 millones lo usan desde un móvil y sus 4,500 millones de “likes” generados diariamente, es Big Data y sus conexiones con la industria del turismo son importantísimas.

En el Big Data, confluyen diversas tecnologías, entre las que destacan: el software inteligente que “aprende” a partir de los datos y las respuestas de los usuarios, por ejemplo los programas para detectar “spam” en el correo electrónico o para inferir los gustos musicales o de lectura de los clientes de las tiendas en línea; el procesamiento del “lenguaje natural”, que da a las computadoras la posibilidad de interactuar con las personas a través del lenguaje y que ya encuentra aplicaciones como interfaz en varios dispositivos como teléfonos y televisiones e incluso, en algunos centros de contacto con el cliente. Las pruebas A / B que buscan en forma metodológica, a través de experimentos aleatorios con dos posibles selecciones, maximizar un resultado de interés como la respuesta a un anuncio publicitario y que es muy utilizada, por empresas como Amazon, eBay y Google.

Big data es una gran oportunidad para las empresas relacionadas con los viajes. Las reservaciones son operaciones que generan grandes cantidades de información y las campañas a través de redes sociales, a las que está moviéndose la mercadotecnia de esta industria, complementa este cúmulo de datos. Empresas como Travelport, Amadeus, Orbitz y Kayak, están incursionando con paso firme y decidido en el uso de esta tecnología.

El Big Data ofrece grandes oportunidades para un cambio que permita a las empresas de viajes, mejorar el negocio y la experiencia de sus clientes, entre las que destacan:

• Ofrecer un mejor soporte para tomar decisiones
• Desarrollar nuevos productos y servicios
• Mejorar la relación con los clientes
• Personalizar la distribución de viajes

Como con cualquier cambio importante en tecnología, también se presentan muchos desafíos que deberán ser superados, tales como:

• Trabajar en entorno tecnológicos híbridos
• Integrar múltiples fuentes de datos
• Desarrollar personal calificado para el análisis de datos.

*Esta nota se ha tomado de los apuntes del curso Informática para el Turismo, de la Licenciatura en Administración Turística de la Universidad Anáhuac*

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas