Aumentan DNR, pero no mejoran servicios migratorios

 
Redacción
hrs.

Los empresarios turísticos de Los Cabos y de Cancún ya se están quejando, debido a las interminables filas que están haciendo los turistas extranjeros para pasar migración en los aeropuertos internacionales de esos dos importantes destinos.

Un tema que les causa todavía más ruido, pues el Congreso aprobó recientemente un aumento del Derecho de Visitante sin Permiso para Realizar Actividades Remuneradas (DNR) de 350 a 500 pesos por turista extranjero.

Si además resulta que 20% de ese importante ingreso es entregado al Instituto Nacional de Migración, cuyo comisionado es **Ardelio Vargas Fosado**, la lógica indica que sería fácil contratar más oficiales.

El problema es que los temas de gobierno corren por otros carriles y, debido a las reglas de austeridad, es casi tan penado como un crimen contratar a más personas.

Esto muestra una vez más la gran oportunidad que se dejó perder para esta temporada de invierno, cuando se cayó el contrato con el Aeropuerto de Vancouver para montar las primeras máquinas de revisión migratoria en la terminal II del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Así es que, con todo y el aumento del DNR, lo que se espera para esta temporada alta es un calvario de largas filas para los turistas internacionales; pues, además, también está parado el proyecto de acceso rápido a los viajeros frecuentes.

**Divisadero**

Alertas de viajes. En Los Cabos hay consternación por la alerta de viajes que emitió hace una semana el gobierno de Estados Unidos y que incluyó un comentario sobre los riegos que hay en este destino y en La Paz.

Concretamente hace referencia a los homicidios que han ocurrido en estas plazas y que están asociados a conflictos entre bandas rivales del crimen organizado.

Una situación impensable hasta hace poco tiempo, debido a las características geográficas de esa entidad.

Como se sabe, el gobernador **Carlos Mendoza** incluso aludió a la falta de recursos económicos, como una de las razones por las que ha crecido este problema.

Visión práctica. Con eso de que hoy el “nombre del juego” en la Secretaría de Turismo federal es “hacer más con menos” y “actuar con creatividad” hay un proyecto en la Subsecretaría de Planeación y Política Turística, cuya titular es **Tere Solís**, que puede generar rendimientos.

Se trata de establecer una comunicación institucional fluida con la Subsecretaría de Transporte, que lleva **Yuriria Mascott**, para conocer las nuevas rutas aéreas que se están abriendo en México.

Es casi de risa que la dependencia responsable del turismo se entere de éstas a través de los medios de comunicación. Tener esta información con anticipación permitiría, por ejemplo, trabajar de manera más efectiva en los temas de promoción.

Hoy por ejemplo se está abriendo una oportunidad importante con Japón, por el aumento de frecuencias a siete por semana en el vuelo de Aeroméxico entre Tokio y la Ciudad de México, además del que comenzará a operar en febrero con ANA.

Esta última ofrece un servicio de excelencia, lo que también será un reto para la aerolínea mexicana.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas