Atrae atención Valle de Bravo a partir de la inseguridad

 
Alonso Gordoa
hrs.

Aunque las imágenes de la Gendarmería, el nuevo cuerpo de seguridad del gobierno federal, llegando a Valle de Bravo no parecen las más tranquilizadoras para los visitantes de ese Pueblo Mágico, la situación pronto se podría normalizar.

Según **Bettyna Benítez**, la secretaria de Turismo del Estado de México, desde hace tiempo estaba prevista la llegada de la Gendarmería, lo que refuerza las acciones para garantizar la seguridad en este momento particular.

En realidad fue a partir del retiro de la policía municipal de algunas poblaciones cercanas, como se comenzó a gestar el problema que derivó en los secuestros que tanta alarma provocaron recientemente.

Hoy, afortunadamente, ya no hay personas privadas ilegalmente de su libertad y hay un esfuerzo coordinado entre los tres niveles de gobierno para cerrarle el paso a estos hechos delictivos.

Por supuesto el turismo resultó afectado por toda esta situación, aunque para entender en qué medida ha sucedido esto vale la pena recordar las características de Valle de Bravo.

Se trata de un destino de fin de semana, donde personas adineradas del centro de la República tienen segundas residencias.

En ese sentido el verano no es una temporada particularmente importante para Valle de Bravo, a diferencia de lo que sucede por ejemplo en los destinos de playa.

La ocupación, antes de la última semana de vacaciones, fue de 60% en las casas de descanso, pues muchos de sus propietarios viajan a otros lugares, incluso en el extranjero.

Por otro lado, el fin de semana, la ocupación hotelera más alta fue de 75% y los secuestros ocurrieron al cierre de las vacaciones.

Ahora la ocupación más baja registrada ha sido de 43% y el primer reto es que aumente para el fin de semana largo del 15 de septiembre.

De hecho, el próximo lunes **Benítez** se reunirá con los propietarios y directivos de los hoteles de Valle de Bravo, donde hay un total de 109 y 80 ya han mostrado interés, mientras que sólo cuatro han decidido no participar.

La idea es identificar necesidades y acciones de promoción en un plan de mediano plazo, que tiene como meta final marzo de 2015, cuando se llevará a cabo el Mundial de Ala Delta; un evento que recibirá una fuerte cobertura y presencia internacional.

Para ese momento Valle de Bravo no sólo debe haber recuperado por completo su imagen como uno de los destinos de fin de semana más atractivos de México, sino que tiene ocasión de mejorar.

Si de este problema resulta que las autoridades y los particulares aprovechen el tiempo para avanzar en problemas recurrentes para Valle de Bravo, como el tránsito y la falta de limpieza, algo bueno saldría de todo esto.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas