Aspe ve crecimiento turístico si priva Estado de derecho

 
Nallely Campos
hrs.

Si la violencia y la pérdida del Estado de derecho en algunas entidades como Guerrero, Michoacán y Tamaulipas, no han inhibido el arribo de turistas internacionales a México, es porque no comprometen a los principales destinos, reflexionó **Pedro Aspe Armella**.

Un ejemplo son Acapulco y Cancún, dijo, pues mientras al primero ya no llega un solo vuelo internacional, el segundo tiene la mayor conectividad desde otros países; y la diferencia es que éste no enfrenta una problemática como la de Guerrero.

El copresidente del banco de inversión Evercore Partners, exsecretario de Hacienda y uno de los economistas más influyentes del país, dictó la conferencia Turismo, una Inversión Atractiva, durante el seminario Invertir en Turismo, convocado por el Foro Nacional de Turismo, de **Fernando Martí**.

En un ambiente de desaceleración económica mundial, es importante el crecimiento de 2.5% que tendrá la economía mexicana este año; aunque el efecto de la Reforma Energética sólo aportará medio punto al Producto Interno Bruto el próximo año y uno en 2016, anticipó.

Los beneficios serán paulatinos, refirió **Aspe**, y aclaró que ésta no fue una reforma ofensiva sino defensiva; ya que hoy el costo de la energía eléctrica en México es 100% superior al de Texas, su mercado de exportación número uno.

Una empresa como Whirpool ya cerró una planta en el norte debido a la falta de competitividad del precio de los energéticos mexicanos, lo que habría seguido ocurriendo de no haberse concretado la reforma, explicó.

México llegó tarde a la revolución estadunidense de la explotación de los energéticos con nuevas tecnologías de perforación, lo que se irá corrigiendo paulatinamente gracias a la reforma, expuso.

Hoy la deuda pública de México es manejable y proporcionalmente está muy por debajo de las principales economías del mundo, aunque aceptó que es necesario tener cuidado con la tendencia a aumentar que se ha visto en esta administración.

Específicamente calificó al turismo como “un ingreso muy importante para la economía mexicana”, más porque claramente se está acelerando para llegar este año a 16 millones de viajeros internacionales e ingresos cercanos a los 27 mil millones de dólares.

La gran revolución se está dando a través de la llegada de viajeros foráneos por la vía aérea y en el futuro es previsible más crecimiento; pues aerolíneas como Volaris, Interjet y VivaAerobus no sólo compiten en eficiencia con las mejores de bajo costo del mundo, sino que en el futuro su mayor crecimiento provendrá de la conectividad internacional.

Después de reconocer que el turismo mexicano “se ve muy bien” y que hay oportunidades de inversiones relevantes, **Aspe** subrayó que son los temas de seguridad y educativos, que involucran las dos reformas pendientes, los que pueden frenar el desempeño del sector.

Comentarios
hrs.

Periodista especializada en turismo

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas